La FCCV cuestiona la propuesta del secretario de Medio Ambiente valenciano de capturar jabalíes con trampas

28 marzo, 2017 • Noticias de caza

La captura de jabalíes mediante jaulas trampa para reducir su población es una medida «aventurada y carente de contraste técnico». Desde la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana critican la propuesta del secretario de Medio Ambiente, Julià Álvaro, que estudia sustituir las cacerías por la captura y posterior sacrificio de los animales. En cuanto a la donación de la carne de los animales capturados que pretende hacer la administración autonómica, Vicente Seguí recuerda que la Federación que preside se ofreció a realizar esta cesión a comedores sociales y no pudo hacerlo por trabas administrativas.

Cebando una jaula trampa para jabalíes / Tragsa

El presidente de la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana, Vicente Seguí, se ha puesto hoy en contacto con el secretario autonómico de Medio Ambiente de la Generalidad Valenciana, Julià Álvaro, para conocer al detalle su «iniciativa de colocación de jaulas para jabalíes» en sustitución de las batidas. «Somos los primeros en ofrecernos para buscar soluciones que puedan paliar los destrozos en las cosechas que están originando la sobrepoblación de jabalíes y otras especies» ha afirmado el presidente de la FCCV, pero «no estamos de acuerdo que esta medida pueda provocar una reducción en el número de autorizaciones para hacer batidas», ha subrayado Vicente Seguí.

La FCCV considera que es «aventurada y carente de contraste técnico» la afirmación sobre la eficacia que supondría la utilización de estas novedosas jaulas para la caza de jabalíes, por lo que se opone a la toma de medidas directas que recorten la caza para el control de su sobrepoblación, hecho que podría llevar a un auténtico desastre ecológico y agrícola.

A la espera de que la reunión se produzca, el presidente de la FCCV se ha puesto en contacto telefónico con Álvaro, quien le ha informado que esta iniciativa de las jaulas se trata únicamente «de una fase de prueba totalmente embrionaria», que ha justificado con la necesidad que tiene la Consejería de buscar todas las soluciones posibles para poder resolver el gravísimo problema que padecen muchos agricultores. Según ha informado el propio Seguí en una nota de prensa, el responsable de Medio Ambiente ha trasladado que el control poblacional de determinadas especies como el jabalí se seguirá realizando a través de la caza.

Pruebas en Casellón

En relación a las pruebas que, como ha señalado el director territorial de la Consejería en Castellón, Antoni García, se están experimentando con éxito en su provincia, la Federación se pregunta si por parte de la Administración se están cumpliendo los requisitos de cualificación del personal habilitado y la revisión diaria que se exige a los cazadores para el control de depredadores, o por el contrario no se produce para estas pruebas con jabalí, como ahora parece indicarse.

La implantación de estas jaulas implicaría directamente la necesidad de un gran número de personal cualificado de la Consejería para su inspección, que en la actualidad no parece tener, a tenor de los pocos recursos humanos que hoy emplea la Generalidad en la labor de control y mantenimiento de la fauna en las masas forestales de la Comunidad. Y en el caso de emplearlos, el coste económico que supondría para la arcas públicas sería muy elevado. De manera contraria, la celebración de batidas representa un factor de desarrollo económico para el mundo rural.

En cuanto a la donación de la carne de los animales abatidos a comedores sociales, la FCCV recuerda a la Consejería de Medio Ambiente que ha sido pionera en el ofrecimiento de realizarlos a través del “Proyecto Caza Solidaria”, y que hasta el momento no se ha puesto en funcionamiento por los impedimentos de la propia administración autonómica.

Los daños que están ocasionado estos animales en muchas cosechas de agricultores de la Comunidad Valenciana están suponiendo importantes perdidas económicas para el campo valenciano. Por ello, desde la FCCV se considera que los controles «deben de ser inmediatos» y hasta el momento la mejor forma es el aumento de batidas, como han solicitado las diferentes Asociaciones Agrarias valencianas a la Consejería.

No obstante, la Federación se muestra dispuesta a colaborar con la Consejería para buscar las mejores soluciones consensuadas para paliar los problemas que padecen muchos agricultores valencianos, sin que ello suponga dejar de defender con argumentos los derechos que tienen todos los cazadores de la Comunidad.

Informa levante-emv.com

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *