La elección del arma para cazar

22 septiembre, 2011 • Información de interés

Con el comienzo de la temporada cientos de armas se someterán a examen. Los dueños, cargados de ilusión y tras esperar para poder probarlas en condiciones,  se la mostrarán a los compañeros de caza, responderán a las preguntas de los mismos y por último, podrán disfrutar de la esencia del arma.

Todos conocemos cazadores a los que se les adapta cualquier tipo de escopeta o rifle, pero nada más lejos de la realidad, de esos solo hay unos pocos y son verdaderos afortunados. Aunque a priori pueda ser sencillo, adaptarse a un arma y saber comprar algo apto para lo que necesitamos, posee cierta complejidad.

Para empezar con buen pie, tenemos que determinar ciertos parámetros: qué es lo que necesitamos y qué presupuesto tenemos. Pongámonos en la piel de un cazador de puesto que quiere comprarse una escopeta semiautomática porque es el tipo de escopeta que más práctica le parece y la que mejor se adapta a sus necesidades, tiene claro que será del calibre 12. El cazador se quiere gastar entre los 1000 y 1500€ en renovar su armero.

Tras saber qué es lo que quiere y el presupuesto que tiene empieza a mirar marcas y modelos. Valora cuatro posibilidades: –Browning Phoenix 1250€ –Benelli Premium 1200€ – Winchester Super X3 1080€ –Fabarm XLR-5 Elite 1400€. La escopeta que más le gusta es la Fabarm XLR-5 Elite, pero puestos a ver cuál se adapta mejor, se dirige a una armería y pide probar las cuatro escopetas. Tras encarárselas y manosearlas durante un rato, se da cuenta que la escopeta que mejor le sienta es la Winchester, seguida de cerca por la Benelli.

Al final, el cazador se debería decantar por la Winchester Super X3, es un modelo que está dentro de los cuatro que le gustan y es la que mejor se le adapta, y esto, debe de ser lo más prioritario a la hora de escoger. A partir de ahí, podrá comparar precios en diferentes establecimientos o incluso recurrir al mercado de ocasión.



Artículos relacionados


4 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Bernardo Martinez Gil dice:

    ¿Qué poder de persuasión puede tener el armero para que se lleve otra más cara y donde tiene más ganancia?

  2. Mucho, de ahí el tener asentadas las bases y el saber qué se quiere. Dejarse recomendar por los profesionales del sector siempre es bueno cuando sean justo eso, profesionales, pero de ahí a un vendedor que sólo ve las ganancias hay una gran diferencia.

    El tener las ideas claras siempre es bueno para todo.

  3. Jesus Crespo Sanchez dice:

    Yo llevo bastante tiempo queriendo comprar una escopeta pero el presupuesto todavia no me da, y fui a preguntar a una armeria y el armero en ningun momento me dijo cual tenia que comprarme, yo le pedi consejo y el me dijo cual era a su gusto la mejor, pero me dijo que la eleccion era mia que el no se metia que solo me aconsejaba, pero claro alomejor das con otro y…

  4. Jesús Beni Aransáez dice:

    Yo creo que el cazador -y sobre todo el armero- también debiesen de entrar a valorar sus propias actitudes con respecto al mantenimiento del arma. Una persona que es cuidadosa con ella, también puede ser más propensa a elegir, por ejemplo, un tipo de escopeta semiautomática que sea más sucia (gases), que una persona que no es amante de limpiar el ferro ni cuando acaba la temporada. Ahí veo yo que recaen también las mayores ventas de escopetas inerciales, que no necesitan prácticamente de cuidados para que funcionen. Con respecto a que escopeta se le hace mejor, sin duda es un parámetro importante, pero en una escopeta moderna, con los reglajes de altura e inclinación de la culata, las diferentes versiones de cada modelo de escopeta para cada modalidad en las cuales cambian pesos, largos de cañón y centros de gravedad, los tipos de acabados en madera o sintéticos, etc, se puede hacer un mundo de combinaciones diferentes que desconciertan hasta al más profesional del sector a la hora de aconsejar. El factor del retroceso y del cartucho que se vaya a utilizar también puede ser fundamental para elegir un tipo de semiautomática u otra, ya que las inerciales son de retroceso más acusado que las de gas. A lo que se dice de si el armero es profesional… la profesionalidad de cada vendedor va unida a unos parámetros de negocio; muchas armerías prefieren vender Benelli antes que vender Fabarm, simplemente, porque una escopeta 4 veces más sencilla, a la larga les va a dar menos quebraderos de cabeza de mandar a la casa, traerla y demás, que una compleja que tenga más piezas propensas a dar fallo. En las zonas grandes como Madrid, no suele haber problema de elección de un arma sea la marca que sea, pero en zonas más pequeñas, muchas armerías te dicen eso de, vendo estas 3 marcas, y si no te gusta no las compres, y es simplemente por eso (y eso muchas personas de provincias lo saben bien). Lo último, y ya no me enrollo más, que ya vale, es matizar una cosita; yo creo que las ideas claras las tenemos muy pocas personas a la hora de comprar algo, sobre todo si acudimos a un buen profesional que nos empiece a dar demasiados detalles que desconocíamos, por ejemplo, que la Browning y la Winchester son iguales mecánicamente con el sistema (supuestamente) más fiable del mundo -La Baikal MP153 lo supera, pero no ante notario-, que la Benelli tiene 5 años de garantía, que la Fabarm tiene choques hiperbólicos que mejoran el plomeo a largas distancias… y bla bla bla. Yo, como de profesional no tengo nada, no puedo hablar, pero es solo un ejemplo de cómo alguien que sabe mucho del tema nos puede dar la vuelta a la cabeza hasta cuando vamos a piñón fijo a por algo… a no ser que seamos más tozudos que las mulas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *