La Consejería valenciana de Medio Ambiente insta a un agricultor a que se ocupe él del jabalí que daña su cosecha

24 Mayo, 2017 • Noticias de caza

Un agricultor de Puerto de Sagunto afirma que la Consejería valenciana de Medio Ambiente «se quita las pulgas de encima» al decirle que capture él al jabalí que daña su cosecha o valle la parcela afectada. El huerto dañado se encuentra en una zona de seguridad y la Consejería especifica que los animales deberán ser «eliminados» con métodos que eviten en lo posible su sufrimiento. El agricultor afectado no valora vallar la parcela por el coste que supone y entiende que él no es quien debe «matar» al jabalí porque los ecologistas pueden «buscarle las cosquillas».

Imagen de un maizal afectado por jabalíes.

La Consejería de Medio Ambiente ha instado a un vecino de Puerto de Sagunto a que capture al jabalí que dañó su cosecha o a que valle su parcela como solución a los problemas que el animal está generando en su propiedad; una respuesta que no ha sido del agrado del afectado quien considera que de esta manera la Consejería «se quita las pulgas de encima». «Ellos son los que deberían hacerse cargo de los jabalíes y si hay que matarlos, que lo hagan ellos porque luego si lo hacemos nosotros nos pueden buscar las cosquillas los ecologistas y defensores de los animales. La Consejería nos autoriza a hacerlo, pero con la boca pequeña», decía a Levante-EMV.

Este vecino presentó una queja en las dependencias municipales del consistorio saguntino, en las que detalló por escrito los desperfectos causados por un jabalí en su huerto. Sobre todo, eran «excavaciones de grandes dimensiones» en la parcela aunque también relataba cómo el jabalí se había comido las tiras de panizo y el sembrado de ajos que tenía.

La situación, según explicaba, se repite en otras parcelas colindantes, donde estos animales han acabado con las frutas y las hortalizas plantadas, aunque de momento, los afectados no han querido interponer denuncia al respecto.

La queja presentada por M.B. fue trasladada a la Consejería de Medio Ambiente donde le respondieron que existían dos opciones para evitar que la situación se repitiera. Por un lado, solicitar un permiso de vallado al Ayuntamiento de Sagunto y de esta manera impedir que el jabalí pudiera entrar ; y por otro, la captura del animal por parte del denunciante, previo permiso de la Consejería dentro de una zona autorizada, ya que el huerto afectado «está en una zona de seguridad junto a la autovía» (AP7), «cerca de edificaciones» de la playa de Almardà y muy próximo al marjal.

La Consejería matiza en su escrito de respuesta que «los animales capturados deberán ser eliminados con métodos que eviten en lo posible su sufrimiento».

De momento, el afectado no ha optado por ninguna de estas alternativas. «Vallar la parcela supone una inversión que no me interesa hacer», respondía respecto a la primera opción y en cuanto a la segunda, la de capturar y matar al animal, era claro: «Aunque no es bueno que estos animales vayan por ahí y si no estuvieran, sería mejor, eso no tengo porqué hacerlo yo», decía mientras este rotativo preguntaba sin éxito a Medio Ambiente sobre lo ocurrido.

Informa Marián Romero para levante-emv.com

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *