La codorniz

17 diciembre, 2013 • Sin categoría

La codorniz:    “Coturnix coturnix”, coturna,  galeperrak, paspallás,  guatlla, quail o caille, son algunos de los nombres o traducciones que tiene esta pequeña avecilla.

Ave galliforme, de la familia Phasianidae,  suele medir   de 15 a 20 cm y pueden pesar  más o menos de 70 a 150 gr  con un plumaje pardo con listas claras y oscuras en flancos. Los machos son más vistosos en colores que las hembras y es muy fácil su identificación basta con mirar en la parte baja del pico y en su cuello.

 

La podemos encontrar en campos de cultivo, ya sea cereales como campos de regadío, ya que allí encuentran agua  y comida además de refugio con facilidad, también se suelen encontrar en vegas y pastizales donde es frecuente escuchar su precioso canto ya sea al amanecer o al atardecer.

La codorniz, al ser un ave migratoria que se encuentra en sus cuarteles de invierno en África, se desplaza hasta España comenzando su viaje a últimos de marzo y continuando los continuos movimientos hasta mayo  más o menos, que es cuando empieza la nidificación.

El retorno suele comenzar a finales de septiembre comienzos de octubre, cuando ya el frio  se presenta en nuestros campos. No obstante desde hace algunos años, hay algunas codornices que deciden no volver y quedarse en los campos en los que han estado durante buena parte del año , convirtiéndose así en la codorniz sedentaria.

En cuanto a la época de nidificación, la hembra hace un pequeño hoyo en el suelo y allí comienza  a hacer el nido con restos de hierba, rastrojo ,malezas y hojas que sean útiles para la “construcción” . En cuanto a los huevos son pequeños de color marrón claro con motas marrón oscuro. La puesta tiene entre 6 y 15 huevos pudiendo haber puestas mayores o menores dependiendo de las condiciones del medio. Durante 16-21 días se incuban los huevos hasta que salen los polluelos que a las pocas horas de nacer abandonan el nido y sobre unos 10 días pueden ya volar.

Se alimentan de insectos, trigo, centeno, además de otras semillas de gramíneas.

Tienen una gran capacidad para apeonar sin ser vistas, y aguantan la muestra de los perros haciendo que su caza sea una de las más bellas modalidades que existe.

diferenciación de cordonices



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *