La caza puede atajar el incremento de los accidentes de tráfico

12 febrero, 2018 • Noticias de caza

Accidente de una furgoneta contra una manada de jabalíes en Monterrey / Paz

Ante el incremento de accidentes provocados por especies cinegéticas, voces del sector de la caza argumentan cómo el cazador es el medio óptimo para controlar las poblaciones.

La responsabilidad del siniestro recaía antes en el propietario del acotado o en el responsable de la vía, pero ahora es el conductor del vehículo el que asume los daños provocados.

Redacción | En 2014 se aprobó la modificación de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial. Se daba luz verde a la normativa que, entre otros muchos aspectos, regula la responsabilidad en los accidentes de tráfico producidos por animales domésticos o salvajes, entre los que se incluyen las especies cinegéticas.

Antes de este cambio, los titulares de los cotos que estaban junto a un tramo de vía donde se producía una accidente con una especie cinegética, o la administración responsable de la misma, debían responder por el siniestro. Sin embargo, la Ley 6/2014, de 7 de abril, establece que la responsabilidad recae, en la mayoría de los casos, en el conductor del vehículo accidentado.

Accidentes en aumento

Los accidentes provocados por especies cinegéticas se suceden en las carreteras españolas. Son muchas las provincias españolas que sufren este tipo de percances y, en general, los datos ofrecen un incremento de los siniestros relacionados con especies animales salvajes. En Castellón, por ejemplo, las cifras se han disparado. Los datos de la delegación provincial de la Dirección General de Tráfico (DGT) confirman un incremento de un 58% en solo dos años. En 2016 se contabilizaron 140 accidentes con animales, mientras que en 2017 se alcanzó la cifra de 222 siniestros.

Palencia es otra de las provincias donde se registran con frecuencia accidentes provocados con animales salvajes o domésticos. En 2017 se produjeron cerca de 800 accidentes, lo que supuso que este tipo de choques con animales representaron un 60% del total registrado en esta provincia de Castilla y León. Entre las especies animales causantes de los siniestros, son el corzo y el jabalí los que encabezan el mayor porcentaje.

De hecho, en términos estadísticos, el jabalí es la especie que más accidentes provoca en carretera. Según datos de la Dirección Provincial de Tráfico de Salamanca, si en 2017 se incrementó la cifra de accidentes con animales implicados en un 32,1% con respecto a 2016, con un total de 595, fue el jabalí el causante de un 60% del total. Los datos convierten al jabalí, por tanto, en la especie salvaje más peligrosa a la hora de conducir por las carreteras españolas.

Un jabalí yace muerto en una carretera nacional.

Castilla y León es una de las comunidades con la mayor tasa de accidentes provocados por animales. En 2007 se produjeron 3.956 siniestros; 6.670 en 2015. Un incremento de casi un 70% de los siniestros. Y sobre el total que se registra en la comunidad, los animales provocan uno de cada cuatro accidentes.

En Extremadura, el incremento de los accidentes de tráfico provocados por jabalíes, ciervos y corzos en carreteras extremeñas se han incrementado en un 97% entre 2013 y 2016, pasando de 248 a 491 siniestros, según datos del departamento de Tráfico de la Guardia Civil. Las comunidades de Galicia y Castilla y León lideran este lamentable ranking en el que ha entrado ahora Extremadura.

«Se hace evidente la necesidad de un control poblacional de estas especies. Nosotros no estamos pidiendo que se permita más caza mayor. Nuestro mensaje simplemente es poner en valor la tarea de los cazadores. El aprovechamiento cinegético que se realiza es imprescindible para mantener las densidades poblaciones en unos límites adecuados y trata de frenar la expansión en aquellas zonas donde no sea deseada», explica José María Gallardo, presidente de Fedexcaza.

Causas de los accidentes 

Para el presidente de la Federación de Caza de Castilla y León, el incremento del número de accidentes responde a dos causas: por un lado, la explosión demográfica de las poblaciones de jabalíes, corzos y ciervos que se ha registrado en los últimos años como consecuencia de una regulación que ha limitado mucho el número de ejemplares de caza mayor que se pueden abatir, y por otro, la falta de medidas de seguridad en las carreteras.

Santiago Iturmendi denuncia que en España no se adopten medidas de seguridad vial como las que existen en países europeos, como es el caso de los pasos de fauna y la debida señalización de tramos de riesgo. Además, reconoce que la limitación de los cupos de caza es otra de las causas de tantos accidentes por no regular las poblaciones de ungulados que los provocan.

Responsabilidad de los accidentes

La reforma de la Ley sobre Tráfico especifica que ya no son el propietario del coto o la administración responsable de la vía los responsables de los siniestros por fauna salvaje. Ahora la normativa apunta más hacia el conductor del vehículo, pero hay excepciones.

La disposición adicional novena de la la Ley 6/2014, de 7 de abril, es la que hace referencia a la responsabilidad en accidentes de tráfico por atropellos de especies cinegéticas. En este sentido, el texto normativo dice será responsable de los daños a personas o bienes el conductor del vehículo «o, en su defecto, el propietario del terreno, cuando el accidente de tráfico sea consecuencia directa de una acción de caza colectiva de una especie de caza mayor llevada a cabo el mismo día o que haya concluido doce horas antes de aquel».

Corzo empotrado en el mes de mayo en un coche que abandonaba la N-I con dirección Vitoria.

El titular de la vía también podrá ser responsable «como consecuencia de no haber reparado la valla de cerramiento en plazo, en su caso, o por no disponer de la señalización específica de animales sueltos en tramos con alta accidentalidad por colisión de vehículos con los mismos».

Para conocer perfectamente quién tiene la responsabilidad en un siniestro provocado por fauna salvaje, el artículo del equipo de Caracas 9 Asesores ofrece una explicación detallada. María Soledad García Martín y José Rodríguez García se centran en cada uno de los posibles responsables del accidente: el conductor del vehículo y su aseguradora, como norma general; el titular de la vía o el titular del coto o propietario del animal causante del siniestro.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *