La caza no es para avergonzarse

13 marzo, 2012 • Pluma invitada

Es curioso cómo reaccionan los extremistas radicales en todos los sectores sociales. Actúan con un patrón común de intolerancia y al igual que animaba el mismísimo Maquiavelo, el fin justifica sus medios. Hace algunos días se produjo una filtración a la prensa, con varias fotografías de los hijos del multimillonario empresario americano, Donald Trump, posando con algunos de los trofeos que habían cazado en un safari en África, en Zimbabwe más concretamente.

 

Como no podía ser de otra manera, las asociaciones radicales pro derechos de los animales, denunciaron las “sórdidas” andanzas de los Trump. Pero,… ¡sorpresa!, los hijos del magnate no solo no se disculparon por realizar una práctica legal, si no que respondieron que: (¡ojo!) no se avergonzaban de ser cazadores. Si, si QUE NO SE AVERGONZABAN DE SER CAZADORES. ¡¡¡Bravo, sublime, magnífico, amazing, maravilloso!!!

Esto ha servido para que la opinión pública se divida nuevamente. Estas fotos de Donald y Eric Trump, junto a un elefante y un búfalo que acababan de cazar, con la satisfacción propia de todo cazador, han hecho que por un lado aparezcan los que entienden su afición y por otro, los que por supuesto no la entienden y califican estas prácticas de ¡ilegales!, ya que según estos eruditos éticojurídicos, aparte de ser una barbarie, cazan ¡especies protegidas!

Jack Carone es portavoz de la asociación en Defensa de los Animales y por lo que se ve, acuso a los Trump de bárbaros, trogloditas, faltos de inteligencia y de usar el mundo como su campo de juegos particular. Ahora me pregunto yo, ¿qué tiene que ver una cosa con la otra? Por cierto acaba sus perlas “acusando a los hermanos de cazar también un cocodrilo, un kudu y un antílope.

Donald Trump Junior, decidió a través de Twitter contestar a las acusaciones y además de no sentir vergüenza por ser cazador, dijo que ser cazador no implica tener que disculparse. Además defendió la caza como vía de financiación y alimento para países necesitados. Por supuesto, una vez argumentado todo esto, afirmo que los animales cazados, no estaban en peligro de extinción.

Solo quiero añadir, que espero que todos tomemos ejemplo. La caza es natural, es un patrimonio de todos. Yo soy cazador y no siento vergüenza y si orgullo. He dicho.

amp;feature=player_embedded">Video de la cacería

Fuente de la noticia: Europapress



Artículos relacionados


6 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. JOSE MARI PEREZ dice:

    TOTALMENTE DE ACUERDO,LA PENA ES QUE NO TENGO LOS MEDIOS DE LA FAMILIA TRUMP,PARA PODER CAZAR MAS.GENERAMOS RIQUEZA Y APORTAMOS RECURSOS EN ZONAS DONDE LOS MEDIOS SON ESCASOS.NORMALMENTE LOS GASTOS DE TODO TIPO LOS PAGAMOS LOS PROPIOS CAZADORES,NO TENEMOS SUBVENCIONES,ETC,ETC,NO VIVIMOS DEL CUENTO,PAGAMOS Y CONTRIBUIMOS A LA SOCIEDAD MAS QUE DE SOBRA POR NUESTRA AFICION ¡SIN CAZADORES NO HABRIA CAZA!
    ME SIENTO ORGULLOSO DE SER CAZADOR Y CONSERVACIONISTA DE MI ENTORNO.

  2. Juanjo dice:

    Jose María, muchas gracias por tu comentario. Cada uno desde nuestra posición debemos hacer todo lo posible por el bien de la caza. El orgullo de ser cazador está por encima de todo. Enhorabuena por tu comentario y viva la caza!!!

  3. JOSE DOMINGO CLAVEL TARDON dice:

    Lo que no entiendo,es la falta de RESPETO y ODIO que nos tienen estos señores “Eco-subvencionados”,VIVA LA TOLERANCIA.

  4. jose bolaño de los reyes dice:

    Viva la caza y sus practicantes . No tenemos que avergonzarnos de nada porque no hacemos nada ilegal . Quiza muchos de los ECONOSEQUE sean mas ilegales en muchas de sus actuaciones

  5. NOVA TOMA dice:

    La CAZA esta regulada por Leyes que intelectuales y expertos han propuesto a los politicos para su legislación.Está sobradamente demostrado que la Caza es el sistema más eficaza de equilibrio y sostenibilidad para el medio ambiente. Por ello, quien hable mal del que practica noblemente la caza, está calumniando al sistema y a las personas, ellos son los ilegales. Yo solo respondo lo que significa la caza para mi a los vegetarianos, por educación.

  6. JOSE CORDONES AGUADO dice:

    Como en el anterior comentario, yo solo entendería que un vegetariano abomine de la caza, pero el resto de los mortales, que al igual que yo se deleitan ante el filete de una candorosa ternera, o un tierno corderito asado, debieran ser tan respetuosos con la caza, como lo son con el futbol, o el golf, y practicarla o no en función de sus gustos personales. Eso sin entrar en considerar, que la caza es en si misma necesaria para mantener equilibrado un ecosistema, que ya desequilibramos hace siglos, erradicando depredadores para nuestra tranquilidad y la del ganado, ese que viene en bandejas en el supermercado, y que muchos deben creer procede de algún arbol, o que convive perfectamente con osos, leones, lobos, etc.
    No obstante, en estos últimos ataques a la caza africana, hay mucho más de queja económica, por no llamarlo envidia, que de denuncia moral, lo cual no deja de ser igualmente injusto, dado que cada cual se gasta su dinero legalmente en lo que quiere, y siempre nos comparamos con los que tienen más, pero muy pocas veces con los que tienen menos: algunos de estos “criticos” con lo que cierta personalidad se gasta en cazar, debiera preguntarse si por ejem. a un etiope que no cenará está noche, le parecen moralmente apropiados nuestros habitos de consumo comparados con los suyos…..
    Así que, cada uno que cace lo que pueda, siempre dentro de la legalidad, y con toda la deportividad posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *