La caza mayor, una afición que no para

23 septiembre, 2010 • Noticias de caza

Durante los primeros fines de semana de septiembre los jabalies abatidos ya superan la cifra de 250. Los sábados y domingos las interminables jornadas de los cazadores terminabn en bares o cafeterias y restaurantes sorprendiendo a los vecinos de la comarca por el número de piezas que presentan.

Esta cantidad de ejemplares cazados se debe al abandono del monte por parte del hombre, así como la abundancia de comida en la espesura o la disposición del jabalí a comer de todo y por supuesto la ausencia de depredadores contra la especie. Todo esto lleva al planteamiento sobre si la gestión de los cotos por parte de las sociedades cinegéticas es la adecuada.

Fuente: El Comercio



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *