La caza genera 1.500 millones de dólares en Sudáfrica y actúa como motor del país

9 julio, 2019 • Noticias de caza

Al país acuden una media de 8.600 cazadores procedentes de Estados Unidos que llegan a pagar 6.500 dólares por abatir un ñu dorado

Los animales seleccionados son ejemplares viejos que no tienen capacidad para reproducirse

Redacción | La caza en Sudáfrica supone un gran motor económico para el país a pesar de que pueda estar mal vista por algunos sectores. Anualmente, hasta el país africano se desplazan unos 8.600 cazadores procedentes de Estados Unidos que pagan grandes cantidades de dinero por poder abatir trofeos de los que no disponen en su País.

Un ejemplo de los precios que los estadounidenses suelen pagar por las piezas sudafricanas son los 6.500 dólares que cuesta abatir un ñu dorado, especie muy codiciada por su piel.

Precios altos por animales muy seleccionados

«Buscamos a los animales viejos que tienen carácter, que ya no pueden reproducirse más, tenemos valores de conservación. Estos animales ya se reprodujeron, ya hicieron lo que tenían que hacer en esta tierra», manifiesta Tony de Bruyn, cazador profesional estadounidense.

Actualmente, solo la caza de trofeos en Sudáfrica genera cerca de 700 millones de dólares según el Departamento de Asuntos Medioambientales del país; si bien añadiendo todo el sector que mueve esta actividad se alcanzan los 1.500 millones.

Gran crecimiento de la industria de la caza

La industria de la caza en Sudáfrica ha crecido muy rápido durante los últimos años. Todo ello tras la aprobación de una ley en 1991 que permitió que capitales privados pudieran poseer cotos de caza. Desde entonces el sector aumentó de los 3.500 cotos en 1992 a los 10.000 que ocupan el país en la actualidad.

Tebogo Mogashoa (WRSA – Wildlife Ranching South Africa) ha manifestado que «esta es la única industria en la que Sudáfrica tiene una ventaja competitiva única; esto es debido a la naturaleza de las especies que tenemos en los cotos y en lo que se refiere a la biodiversidad. Somos el tercer país más con más biodiversidad del mundo».

Beneficios derivados directamente de la caza

La industria de la caza no solo está compuesta por los cazadores que llegan para abatir piezas. Ella también la componen el ecoturismo, subastas y productos animales como el biltong, una tradicional especialidad de carne seca sudafricana que destaca por ser saludable, tener un sabor estupendo y poder sustituir fácilmente una comida.

En la actualidad, los cotos reclaman  una legislación que les permita extraer la carne directamente en el campo. Esto, según los expertos, aumentaría considerablemente la producción tanto para el mercado doméstico como para el internacional.

Caza muy criticada por la opinión social

Pese a los grandes beneficios económicos que este tipo de caza aporta, no solo al país sino a muchos parques que los utilizan  para la conservación de especies, este tipo de caza es muy criticada por algunos sectores de la sociedad.

El pasado año, conocíamos el caso de la cazadora estadounidense Tess Thompson Talley, la cual, tras haber abatido una jirafa negra (ejemplar que alcanza ese color por su vejez) sufrió un aluvión de críticas desde varios sectores de la sociedad de su país, llegando a ser insultada por la actriz Debra Messing manifestando que era una «asesina egoísta, desalmada, vil, amoral, repugnante».Este año, Tess reapareció en los medios de comunicación mostrando de nuevo su orgullo por ser cazadora y exponiendo todo lo que le ha tocado sufrir durante este último año, llegando a recibir amenazas de muerte a raíz de haber abatido ese singular ejemplar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *