La caza furtiva de elefantes nos afecta a todos

15 septiembre, 2014 • Noticias de caza

La Asociación Internacional para la caza y la conservación natural (CIC sus siglas en inglés) nos informa de una iniciativa a nivel global para intentar acabar con el furtivismo de elefantes en la Reserva de Selous, en Tanzania.  Las cifras son alarmantes: en 1976 había estimados unos 110.000 elefantes en esa Reserva mientras que el año pasado se contabilizaron apenas 13.000 ejemplares.SEEP, lucha contra el furtivismo

Ellos lo llaman la epidema del cazador furtivo que esta esquilmando la población de elefantes en ese paraje y que pone en peligro no solo a esta especie, sino a toda la reserva y la economía de Tanzania en su conjunto.

Esta iniciativa no es la primera vez que se realiza, ya que en los ochenta se llevó un plan similar que consiguió doblar la población de elefantes.  Como dicen ellos, si se ha hecho ya una vez, ¡Se puede repetir!.

Liderados por el gobierno Alemán, con 8 millones de euros, el proyecto cuenta con la colaboración de diversas organizaciones para llevar a cabo el “Selous Elephant Emergency Project“ (SEEP), que en castellano es el proyecto de emergencia del elefante de Selous.  Gracias a este proyecto, se equipa a los guardas de la Reserva con uniformes, botas, equipos de comunicación, antorchas y vehículos para trabajar contra los furtivos.  Además, se les da formación en gestión, entrenamiento y rehabilitación de equipos de carretera.

Una iniciativa muy loable que pone de manifiesto quién es realmente el enemigo de la conservación y pone el foco en el furtivo y no en el cazador.  Nos hacemos eco de la noticia porque consideramos importante que se sepan estas acciones que están fomentadas y esponsorizadas por cazadores.

Para más información (en inglés) ir al enlace del CIC.

 

 

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *