La caza, el rey, su nieto y los cazadores

16 abril, 2012 • Pluma invitada

Buenoooo, la que se ha liado por el elefante del Okavango, o por el felino, que ahora empiezan a dudar. Realmente yo me pregunto, este país es consciente de dónde está y hacía donde va?. La gente se preocupa mucho de las cacerías reales de verdad? O es que es un buen momento para desviar la atención de otros asuntos? O es un buen momento, como políticos, de meter baza?

Hagamos un repaso rápido, el rey esta “missing”, su nieto se dispara en un pie, el monarca se cae y se rompe la cadera, y es cazando y para acabar la reina no va a verle hasta el tercer día. Ustedes se creen que todo esto me preocupa algo a mí? La verdad es que si el país fuese bien, no hubiera tensión política, la crisis no nos comiera, creo que pensaría un poco sobre el asunto. Pero solo un poco. Y yo entiendo que haya que generar audiencia, vender periódicos, bla, bla, bla pero a día de hoy me produce indiferencia por dos razones:

1. La primera y principal es, que estoy preocupado de que la crisis no nos borre del mapa a todos (la única manera de salir es trabajar como animales) y que el rey cace invitado o se gaste 37.000 € en un elefante, es problema suyo. Si, lo es. El sabrá que hace con su tiempo y con su dinero, pero desde luego, hablar de ello, escandalizarse etc…, no hace que España salga de la crisis. ¿Qué no ayuda? Pues la verdad quien pienso eso es muy superficial, ya que lo que tienen que opinar de nosotros en las altas esferas económicas no variará, cace el rey o no. Pero no se vayan todavía, aún hay mas, el que se vaya a cazar cuando Froilán esta hospitalizado,… pues cada uno en su casa se relaciona como quiere., aleluya, aleluya cada uno con la suya.

Lo que si opino es que el rey, dueño de sus actos y de un presupuesto que le “paga” el Estado Español, debe saber en que momento hacer que cosas, que cace perfecto, pero como imagen de un estado, que aplique un poco la “diplomacia” y sepa cuando y como. Eso sí, me reafirmo en lo que siempre he pensado, bien por D. Juan Carlos I por ser cazador y no ocultarlo.

2. La segunda es clara y directa. Y es que soy cazador y como soy cazador si alguien puede cazar un elefante, “olé que olé”. Por el bien que hace al país en que lo caza y todo lo que rodea a la cacería. Yo tengo claro que me puedo permitir cazar y dónde, y con eso me vale. Solo un matiz, ojalá el rey hubiese cazado con un outfitter español.

Lo que si no que no me provoca indiferencia, es la aparición de librepensadores con mucho tiempo libre y sin oficio ni beneficio, que siempre acudan a los mismos argumentos. Que si el rey es un matador, que si los cazadores asesinos, que esto es una vergüenza,… Pero por Dios! hasta donde puede llegar la ignoracia/demagogia humana. Cada día me sorprendo más. Así nos va.

Lo que si que no me provoca indiferencia, es que “filósofos”, “sabios”, políticos de pacotilla y aficionados, empiecen a comentar cosas sobre las que no saben, excusándose en los actos de el rey. Que bien definió Baltasar Gracián la ignorancia: “El primer paso de la ignorancia es presumir de saber“. Pues lo dicho señores cazadores, a pesar de los frigopies, del “nos pegamos unos tiritos”, de las cacerías reales, de los políticos que tenemos, de la crisis profunda del país y de muchas más cosas, ¡¡¡viva la caza!!! Y por cierto, la crisis sigue aquí, a mi no me han presentado aún a la Prima de Riesgo.



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *