La bravura de las perdices de los Arribes determina el pase a la final de Campeonato de España de Caza Menor con Perro

27 noviembre, 2017 • Noticias de caza

El aragonés Sergio Blanco, con las cinco perdices abatidas / Miguel Corral

«Esto son perdices; lo demás…», comentaba alguno de los participantes en esta semifinal del Campeonato de España de Caza Menor con Perro.

Las perdices de Las Arribes, en esta ocasión del coto de caza de La Fregeneda, fueron las encargadas de medir el nivel de los mejores cazadores de España en la semifinal del XLIX Campeonato de España de Caza Menor con Perro que se disputaba este sábado con medio centenar de participantes que se jugaban el pase a la final que tendrá lugar el próximo 9 de diciembre en la localidad de Valle de la Serena (Badajoz).

“Bonito pero muy duro”. “Esto son perdices, lo demás…”. Estos son algunos de los comentarios de los participantes en esta semifinal, con cazadores de casi todas las comunidades autónomas y con la presencia del presidente de la Real Federación Española de Caza, Ángel López Maraver, que se mostró satisfecho con el desarrollo de la competición. También estuvo presente en la prueba el presidente de la Federación de Caza de Castilla y León, Santiago Iturmendi, que acudió acompañado de algunos de sus directivos.

En declaraciones a Salamancartv Al Día, el presidente de la RFEC señaló que “ha sido una semifinal que podemos valorar muy bien. La verdad es que el terreno ha sido duro, pero se han reunido todas las condiciones adecuadas para que la semifinal haya salido muy bien. Ha habido una pequeña reclamación que se ha solucionado y la gente ha salido contenta. Ha habido caza. Podemos decir que a grandes rasgos ha salido todo muy bien, ahora esperemos a ver cómo va la final en el Valle de la Serena del Campeonato de España”.

Sobre la reclamación, Maraver se refería a la descalificación de una perdiz abatida por uno de los representantes de Extremadura y que él mismo señaló haber tenido un comportamiento extraño en el vuelo, gesto que le honra. Realizado los exámenes correspondientes de la perdiz se determinó su descalificación, lo que dio pase a uno de los representantes de la Comunidad Valenciana.

La prueba se desarrolló bajo un cielo nublado, con el terreno húmedo por algo de lluvia durante la noche, lo que motivó más de una caída. Perdices muy duras, que se levantaban largas y que se descolgaban de los picones buscando el vacío de las cuencas del Águeda y el Duero encandilaron a los participantes, que jamás habían visto unas perdices con un comportamiento tan salvaje.

Así que los 50 mejores cazadores de España cobraron tan solo 34 perdices, y no porque no hubiera, como la mayoría pudo constatar, sino porque no se dejaban tirar. Incluso algún campeón de España, de calidad contrastada, hizo bolo, también por mala fortuna.

En cuanto al papel de los castellano y leoneses, los tres representantes se clasificaron, primero José Carlos Bravo Conde, con una perdiz y una codorniz, seguido del campeón regional, Víctor Pérez Pozo, y también el salmantino-zamorano Eloy Cascón, ambos con una perdiz cada uno.

El campeón de esta semifinal fue el aragonés Sergio Blanco con cinco perdices, seguido del andaluz J. Antonio López con tres perdices y una liebre, y en tercer lugar el castellano- manchego Leonardo Requena con tres perdices.

Informa Miguel Corral para salamancartvaldia.es


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *