La Asociación Armera ha cumplido medio siglo

8 septiembre, 2017 • Noticias de caza
Marta Gómez, la gerente de la Asociación Armera posando en la sede de la entidad.

Marta Gómez, la gerente de la Asociación Armera posando en la sede de la entidad.

Actualmente la Asociación está formada por 40 empresas que se han modernizado y están en continua adaptación por lo que la entidad ve con “optimismo” el futuro del sector.

Corría el año 1967 cuando 65 empresas eibarresas dedicadas a la fabricación de escopetas y armas cortas decidieron unirse y crear la Asociación Armera; una entidad que a partir de ese momento trabajaría con el objetivo de intentar dar solución a los numerosos problemas comunes que afectaban a unas firmas que, en conjunto, empleaban a más de 4.500 personas y fabricaban 450.000 armas cada año.

Entre la variada problemática a la que debería dar respuesta la nueva entidad estaban “la necesidad de ordenar el mercado y fijar precios mínimos a la exportación, la continua devaluación de la desaparecida peseta, las demandas millonarias de responsabilidad civil en EEUU, la formación de trabajadores, la normalización de piecerío, las normativas cada vez más restrictivas sobre armas, los problemas de calidad de los aceros de los cañones o la abultada morosidad”.

El reto para la recién creada Asociación Armera se antojaba mayúsculo. Tanto es así que para garantizar la supervivencia del sector la entidad tuvo que reorganizarse, dando entrada “a distribuidores de armas y equipamiento de las marcas más prestigiosas a nivel internacional y a fabricantes de cuchillería, ropa, calzado y platos para la práctica del tiro”.

Esa “reinvención de la asociación” fue “obligada”; toda vez que las diferentes crisis económicas “especialmente la de los pasados años 80” provocaron “la desaparición de aquellas empresas que habían dejado de ser competitivas”.

En cualquier caso, el sector consiguió remontar el vuelo “apostando por la modernización, la especialización y la fabricación de productos adaptados a la nueva demanda”; un hecho que le ha permitido superar la última recesión y que lleva a la Asociación Armera (en la actualidad engloba a 40 empresas) a ver el futuro “con optimismo”.

Según explica la gerente de la entidad, Marta Gómez, “el camino recorrido a lo largo de los últimos 50 años no ha sido nada fácil pero a día de hoy el sector está en buenas condiciones de afrontar el futuro ya que la industria armera del siglo XXI es moderna y en continua adaptación a un escenario también en transformación”.

Informa noticiasdeguipuzkoa.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *