Jose María Mancheño responde nuestras dudas en exclusiva

24 junio, 2013 • Noticias de caza

Hace unas semanas, la Federación Andaluza de caza lamentaba que la Junta no hubiera cumplido los objetivos acordados en el consejo de Biodiversidad Andaluz.  Por ello, dejaban de formar parte del mismo.

Nosotros publicamos que quizás la Federación no tenía la fuerza suficiente por que su presidente se dedicara a tener varios frentes abiertos: Federación Andaluza de caza, Mutuasport, etc.  Esto generó cierto malestar en la Federación ya que no habíamos preguntado directamente a Mancheño.

Por eso, aprovechamos la oportunidad para entrevistarle.  Y tenemos que agradecer que se haya tomado el tiempo para contestar a nuestras preguntas.  La entrevista que le hemos realizado es interesante y permitirá a cada uno de los lectores obtener sus propias conclusiones.

La entrevista se plantea en varias partes:

Primero la nueva orden de vedas de Andalucía.

¿Qué es el Consejo Andaluz de Biodiversidad? ¿cuál es su función?

Como su nombre indica, es un consejo integrado por diferentes actores sociales que desarrollan su actividad en relación con el medio ambiente, que asesora a la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía a la hora de adoptar decisiones y políticas medioambientales. Se plantea como un encuentro de trabajo en el que sobre determinadas políticas los grupos asistentes plantean sus propuestas siendo éstas debatidas, consensuadas y acordadas por cada uno de los representantes de los colectivos que son convocados. 

Jose Maria Mancheño, presidente FAC

Recientemente la federación sacó un comunicado para mostrar su decepción por que la nueva Orden de Vedas de Andalucía no recogían los acuerdos anteriormente establecidos entre todas las partes implicadas.  ¿A qué cree que se debe ese cambio de última hora?

Según se ha hecho público, el cambio obedece a cuestiones técnicas pero entendemos que esta decisión posterior es injustificada y es una desconsideración hacia el colectivo cinegético andaluz, ya que los acuerdos fueron adoptados o tomados por unanimidad de todos los asistentes al Comité, incluidos los representantes de la Consejería. Bien pudiera ser que se deba a presiones de terceros agentes que hayan intervenido posteriormente para evitar que lo que se acordó por unanimidad no se haya cumplido posteriormente.

Estos acuerdos, ¿están firmados en algún documento? o ¿fueron meramente verbales?

Los acuerdos no son firmados nunca porque, como ya he dicho, la función del Consejo Andaluz de Biodiversidad es asesorar a la Consejería que es quien posteriormente toma las decisiones, en el caso que nos refiere la de fijar los periodos de la Orden General de Vedas.

Los diferentes grupos exponen sus propuestas a los demás agentes, entre los que se encuentran miembros de la propia Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente. Tras la exposición se abre un período de debate y posteriormente el consejo acuerda indicar a Medio Ambiente la necesidad de todos los grupos de que se incluyan estas propuestas.

El compromiso de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente es reflejar en sus decisiones finales los acuerdos que se adopten por unanimidad en el consejo; algo que no ha ocurrido este año con los acuerdos adoptados referentes a la Orden de Vedas.

¿Qué conclusiones saca para el futuro?

Que la función del Consejo Andaluz de Biodiversidad es puramente testimonial y que, en la práctica, no se atienden a las propuestas planteadas en los comités que el Consejo convoca. Por eso, la FAC ha decidido no acudir a más convocatorias del Consejo Andaluz de Biodiversidad hasta que no perciba un cambio de actitud en este sentido.

Si alguien piensa que el peso de la Federación Andaluza de caza es mínimo frente a la Junta, ¿qué le diría?

Me parece un planteamiento totalmente estéril: la Junta de Andalucía es una Administración y la FAC es una federación deportiva. Comparar a la Junta con la Federación es imposible.

Dicho esto, y para quien piense que la FAC carece de peso en la sociedad andaluza, le diría que, recientemente, el peso específico de la caza federada en Andalucía ha conseguido, por ejemplo, que comience la reforma del Reglamento de Ordenación de la Caza ó que se acepte dar los primeros pasos para emitir una Orden de Control de Predadores; amén de otros logros no muy lejanos como que se reforme la Orden de Subproductos de Control de Subproductos en la Caza Mayor conforme a las peticiones de la Federación, la autorización para el uso de cimbeles vivos de acuáticas en Andalucía o que haya sobrevivido, gracias al apoyo de muchas otras federaciones y colectivos, la Perdiz con Reclamo.

La cuestión de la Orden General de Vedas responde más a la desidia de la Consejería y a su sometimiento a presiones de otros agentes que a que la Federación o los cazadores federados carezcan de peso específico.

Ahora vamos a ver el tema de la Federación Española de caza.

Después de varios meses de conflicto, parece que las elecciones han sido aceptadas como válidas y que el Presidente se mantiene en su cargo.  Usted forma parte del grupo de federaciones que no están de acuerdo con esta designación.  ¿Esta la Federación Española de caza sin rumbo fijo?

Se equivoca totalmente. Nosotros estamos en absoluto desacuerdo con el hecho de que su elección no se ha realizado en condiciones democráticas y de igualdad.  Si hubiese sido así, habríamos acatado su elección sin más.

Con lo que no estamos de acuerdo es con la constitución de una Asamblea General de la RFEC en el que las federaciones que representan a más de un 70 por ciento de los cazadores federados nacionales tienen, sin embargo, una representación de menos de un 50 por ciento de los asambleístas de dicha Asamblea.

De hecho, existe un recurso contencioso-administrativo contra esta irregularidad presentado en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Central número nueve de Madrid cuya tramitación continúa conforme a la legislación procesal vigente.

Este conflicto, ¿es una lucha por el poder o una defensa de los cazadores?

La Federación Andaluza de Caza lucha por la defensa de los intereses de todos y cada uno de los cazadores andaluces. Entendemos que allí donde se cometa una irregularidad o una injusticia con el cazador federado, la Federación Andaluza de Caza debe estar para protegerlo. Y no hay lucha por poder; como ya he dicho hasta la saciedad no aspiro ni a corto ni a medio ni a largo plazo a presidir la RFEC, si es a eso a lo que se refiere cuando habla de la lucha de poder.

Tema Mutuasport

En un movimiento sorprendente, el año pasado usted paso a ser el presidente de Mutuasport tras 21 años de presidencia de Andrés Gutierrez Lara.  ¿En que medida cree que ese nombramiento ha desencadenado toda la lucha posterior?.

Personalmente, considero que por más que una persona lleve 21 años en cualquier cargo si éste es sometido a elección periódicamente cabe la posibilidad de que,  en cualquier momento, se produzca un cambio. Por tanto no lo considero “un movimiento sorprendente” sino más bien un ejercicio de democracia en el que los mutualistas votaron libremente por la opción que consideraron más oportuna. Lo que era sorprendente era la perpetuación en el cargo.

Sobre si mi nombramiento como presidente de Mutuasport ha desencadenado conflictos posteriores, considero que es una pregunta que no me corresponde responder. Desde que mi nombramiento únicamente me he esforzado por trabajar para los mutualistas y por hacer una Mutua mejor.

¿Se encontró con sorpresas en las cuentas de Mutuasport?

Una sorpresa se produce cuando al llegar a un sitio encuentras algo que no esperabas.

La Federación ha anunciado recientemente un nuevo acuerdo con otra aseguradora rompiendo los lazos con Mutuasport.  ¿Es una “vendetta” de la Federación?

Sin ánimo de ser cortante, creo que es una pregunta que tampoco me corresponde responder a mí. La Real Federación Española de Caza ha decidido romper sus acuerdos con una mutua creada por los cazadores para controlar, a la baja, el mercado de seguros; ha roto así con una tradición histórica en el mundo federado cinegético. Creo que el lector podrá sacar sus propias conclusiones.

Ante la confusión existente los cazadores federados, ¿pueden optar por seguir con Mutuasport?

Los cazadores son libres de elegir la opción que crean más conveniente pero, como ya le he dicho, Mutuasport es la mutua de seguros creada por los cazadores: por supuesto que pueden seguir con Mutuasport. Estaremos encantados atenderlos y de trabajar para ellos.

A nivel personal, ¿cómo compagina el cargo de Presidente de la Federación Andaluza con el de Mutuasport?, ¿no existe conflicto de intereses?

A nivel personal compaginar ambos cargos es extremadamente complejo y requiere un gran esfuerzo pues a la complejidad de presidir dos instituciones tan grandes se unen las dificultades debido a los continuos desplazamientos geográficos. Digamos que vivo a caballo entre Madrid y Andalucía.

No llego a entender su pregunta pero le diré que no existe un conflicto de intereses: se trata de dos instituciones que bien gestionadas trabajan, cada una a su manera, por la caza y los cazadores. La Federación Andaluza de Caza requiere de mi una serie de cosas y Mutuasport otras pero es completamente compatible la lealtad institucional a ambas. Ha sido así siempre, históricamente, sin embargo parece que ahora llama la atención; anteriormente era el presidente de la RFEC quien compaginaba ese cargo con el de presidente de Mutuasport y tampoco hubo conflicto de intereses. ¿Porqué iba haberlo ahora?

Esperamos que las preguntas sean las que muchos se plantean y que las respuestas satisfagan la curiosidad.



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *