Investigan la muerte de un corzo abatido con postas y decapitado

18 Mayo, 2017 • Actualidad

Agentes del Seprona y de la Policía Local de Valladolid investigan la muerte de un corzo decapitado que encontraron este martes en una cuneta próxima a la capital pucelana. El cuerpo del corzo macho presentaba impactos de postas pero no había sangre en el lugar donde se encontró, lo que hace sospechar a las autoridades que el animal fue trasladado y depositado allí tras darle muerte y cortarle la cabeza. La presencia de corzos es cada vez más notable en zonas de monte bajo próximas a la ciudad y este ejemplar podría haber sido abatido en el Parque de Antequera.

El corzo hallado decapitado en Valladolid / Twitter Policia Municipal

La Policía Municipal y el Seprona investigan la muerte de un corzo macho, cuyo cadáver tiroteado y decapitado fue encontrado a las 11:20 horas de ayer tirado en una cuneta de la carretera de las Arcas Reales, justo antes del cruce con la ronda exterior (VA-30). El animal presentaba varios impactos de postas y en el lugar en el que fue hallado no había sangre, por lo que todo apunta a que no fue abatido allí.

La presencia de corzos es cada vez más notable en zonas de monte bajo, aunque sea cerca de la ciudad. De hecho, el ejemplar encontrado podría haber sido abatido en el vecino Pinar de Antequera, lugar en el que no es raro verles ramoneando entre los matas de carrasca y en las zonas más espesas de la masa arbórea.

La ausencia de cabeza hace pensar que el ejemplar fue muerto con la intención de disecar el frontal, ya que los furtivos no tienen nunca intención de aprovechar la carne. Soprende, eso sí, que fuera abatido con un disparo de postas. Los corzos no acostumbran a cazarse con escopeta, ya que son animales huidizos y tímidos, a los que es difícil acercarse y que suelen requerir disparos desde una distancia de más de 60 metros. Que el ejemplar de la fotografía fuera abatido con un cartucho de postas implica que quien lo hizo probablemente permaneció a la espera, bien resguardado, hasta que el animal entró en la zona de influencia, probablemente aprovechando estas noches claras de luna.

Informa elnortedecastilla.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *