Investigadores, conservacionistas y cazadores critican el descontrol de la fauna en Asturias

28 julio, 2016 • Caza y Conservación

Investigadores, conservacionistas y cazadores critican el descontrol de la fauna en Asturias, donde se ha calculado unas poblaciones de 60.000 jabalíes, 18.000 rebecos y 6.000 corzos. A esto se le suman los problemas ocasionados por el aumento de las poblaciones de lobo entre un 4 y un 7 por ciento anual.

Hembra de rebeco con su cría. Fotografía de Juan Lacruz.

La administración asturiana no elabora censos desde mediados de la pasada década, algo que se considera fundamental para la estimación de poblaciones y la gestión de las mismas. Carlos Nores, profesor de Biología de Organismos y Sistemas de la Universidad de Oviedo, afirmó para elcomercio.es que “llama la atención que la Administración regional no llama a la universidad para tratar esos asuntos”, pudiendo aprovechar los estudios realizados por la misma.

La presencia de jabalíes ha venido creciendo en torno a un 8% anual, según las cifras que el Principado obtiene de los cotos de caza, pero la realidad es que las poblaciones de jabalíes no se concentran en los montes y montañas de la región, sino en las zonas bajas, donde encuentran más alimento. La presencia cercana a núcleos urbanos se ha disparado y no es difícil que los ciudadanos se topen con ellos, como hemos visto en los últimos meses. Según Carlos Nores, los motivos de esta situación son “la reforestación y el abandono del campo por el envejecimiento de la población. Hay un cambio del hábitat y el jabalí lo aprovecha”. Los corzos en la región pasan por una mala época. “En los últimos 10 años, apareció la enfermedad de la mosca de la nariz y la población bajó a la tercera parte”. El profesor también hablo sobre el lobo, criticando la rivalidad que existe entre la administración, los defensores y los detractores del lobo en cuanto a cifras se refiere. Respecto al oso pardo afirmó que la gestión en los últimos años ha sido un éxito por parte de la administración y de las entidades conservacionistas, logrando que habiten unos 220 ejemplares en Asturias.

Valentín Moran, presidente de la Federación de Caza del Principado de Asturias reconoció que el corzo ha visto mermadas sus poblaciones por la enfermedad del gusano, mientras que el jabalí goza de buena salud y la población de rebecos se mantiene.

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *