Interceptan a un furtivo abatiendo un jabalí desde el coche

12 junio, 2016 • Información de interés

Los Agentes Rurales han denunciado a un furtivo que fue pillado después de haber matado un jabalí disparando de noche desde un vehículo situado en un camino público de Pont de Suert (Lleida), sin tener permiso del coto, sin seguro y con un rifle no permitido.

rifle empleado furtivo

Según ha informado el Departamento de Agricultura, se trata de un vecino de Bossost que fue pillado por Agentes Rurales del Grupo Especial de Venenos y Antifurtivos del Área Regional de Lleida.

Los hechos tuvieron lugar en el Área Privada de Caza de Adons, en el paraje denominado Barranc dels Obacs, muy cercano a la Zona de Caza Controlada de Pont de Suert, entre las 12 y la 1 de la madrugada del 1 de junio.

Durante un servicio antifurtivismo, dos agentes situados en un punto de observación elevado vieron cómo hacia las 00:50 horas se disparaba un tiro desde un vehículo situado en un camino de uso público.

A continuación, otra patrulla interceptó el vehículo y, tras identificar al conductor, encontró dentro un rifle, aun cargado con balas, y un potente foco alimentado por la batería del coche. Al cazador se le decomisaron el arma y la munición, y también el foco nocturno.

Al día siguiente, con luz de día, los agentes localizaron el cadáver del jabalí que había abatido.

En las diligencias practicadas posteriormente, los agentes han determinado que el furtivo no tenía tampoco seguro ni permiso del coto de caza.

Cazar de noche, desde un vehículo y desde una zona de seguridad (como un camino de uso público) son tres infracciones de la Ley de caza que se sancionan con multas de 300 a 3.000 euros cada una y retirada de licencia de caza de 2 a 5 años.

Cazar sin el permiso del coto y sin el seguro obligatorio del cazador también son infracciones de la Ley de caza que se han denunciado ante el Departament d’Agricultura.

Además, se trataba de un rifle semiautomático con capacidad para más de 2 balas en su cargador, por lo que ha sido denunciado ante el Departament de Territori i Sostenibilitat por una infracción grave de la Ley de protección de los animales, que se sanciona con una multa de entre 400 y 2.000 euros.

Las armas semiautomáticas para la caza no pueden contener más de dos proyectiles en su cargador, de acuerdo con lo establecido en el Convenio de Berna, de conservación de la vida silvestre y del medio natural de Europa.

Por otra parte, el furtivo no tiene licencia de armas para rifle, por lo que será denunciado ante el Juzgado de Instrucción de Tremp por un presunto delito de tenencia ilícita de armas, castigado con una pena de prisión de 6 meses a 1 año.

Finalmente, los agentes rurales han denunciado ante la Intervención de Armas de la Guardia Civil al propietario del rifle, otro vecino de Bossòst, por ceder un arma de fuego a una persona que no tiene licencia de armas y para hacerlo sin ir acompañado de la guía de pertenencia ni el documento de cesión.

Esta infracción del Reglamento de armas se sanciona con multas de 300 a 1.200 euros.

Informa: lavanguardia.com

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *