Indemnizaciones «más justas» ante el lobo

23 enero, 2017 • Miscelánea

Las organizaciones profesionales agrarias y la Junta de Castilla y León ultiman un incremento de las compensaciones por ataques de lobo para acercarlas al «verdadero valor de las pérdidas que sufre el ganadero». Se pide un incremento de las ayudas dependiendo de las edades y el tipo de ganado. Según datos de la Alianza UPA-COAG, los ataques de lobos han pasado de 442 a 1.700 en los últimos ocho años.

Hace apenas siete días, la explotación que el ganadero abulense José Pintos tiene en el municipio abulense de Santa María del Cubillo sufrió uno de los últimos ataques de lobos en Castilla y León.
En ese caso, tuvo la pérdida de una oveja por la que será indemnizado con 30 euros. Se trata de una cantidad inferior a los 70 euros que en condiciones normales le correspondería, si no fuera porque se trata de un animal con más de siete años, pero… así figura en la ley.

El ganadero José Pintos, junto a sus ovejas en Santa María del Cubillo / EM

Se trataba de un «animal que estaba abocado a parir» por el que Pintos dice no querer «subvenciones» o «ayudas», sino que «no haya lobos». «No son los 30 o los 70 euros de la Junta, sino la que preparan los lobos, provocando abortos y haciendo que los animales tengan un comportamiento raro durante los meses siguiente», explica este ganadero de 58 años, que desde el último ataque mantiene a su cabaña encerrada por temor a que un hecho similar pueda repetirse.

«Lo que no quiero es ver que venga un lobo a mi nave y me arruine», añade José Pintos, que desde hace cuatro años retornó a esta actividad como consecuencia del fallecimiento de su padre y por los efectos de la crisis económica.

Pintos es uno más de los muchos ganaderos que reclama soluciones para una problemática que se ha disparado en los últimos tiempos en Castilla y León.

Según los datos facilitados por el coordinador regional de la Alianza UPA-COAG, Aurelio González, los ataques de lobos han pasado de 442 a 1.700 en los últimos ocho años. «Esto no puede ser», argumenta González, sumándose a la opinión de la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) y de la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA).

No obstante, los responsables de todas ellas coinciden en elogiar el cambio de postura que se ha producido en la Consejería de Fomento y Medio Ambiente por parte de su titular, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

En este sentido, el responsable de Medio Ambiente de UCCLCyL, Jesús Muñoz, señala que en el tiempo que lleva en el cargo Suárez-Quiñones, las OPAs han mantenido «más reuniones con él que con los siete u ocho consejeros anteriores».

Además, admiten el «gran avance» que ha tenido lugar desde que el año pasado la Junta de Castilla y León, después de muchos años reclamándolo y de varios litigios, comenzó a abonar las indemnizaciones a los titulares de explotaciones que sufrieran pérdidas de ganado por los ataques de lobos al sur del Duero, ya que al norte es especie cinegética.

En este sentido, también se han producido avances significativos en los que también coinciden las organizaciones agrarias, ya que los expedientes suelen resolverse en menos de un mes, cuando hasta hace poco tiempo los trámites se demoraban más allá de un año.

Todos estos esfuerzos por parte de la Consejería son aplaudidos desde las OPAs, que ahora negocian con el departamento de Juan Carlos Suárez-Quiñones unas indemnizaciones más justas, que se aproximen a lo que consideran el verdadero valor de las pérdidas que sufren los ganaderos.

Aunque cada organización realiza sus matices, las tres coinciden en reclamar un incremento de las indemnizaciones, especialmente en las que hacen referencia a los terneros hasta los seis primeros meses de vida.

Según el presidente de ASAJA-Salamanca, Juan Luis Delgado Egido, es necesario que «los precios se acerquen al valor real principalmente en los ejemplares más sensibles, como suelen ser los animales con pocos días de vida».

La tabla facilitada por UCCL es similar a la del resto de organizaciones agrarias, de manera que para los terneros de 0 a 1 mes se conceda una indemnización de 560 euros, frente a los 385 actuales de 0 a 3 meses. De 1 a 2 meses 575 euros y de 2 a 3 meses 590 euros. Así hasta los terneros perdidos de entre 9 y 10 meses, por los que según la OPAs los ganaderos deberían recibir 850 euros.

En el caso de las ovejas y cabras, que sufren menos ataques debido a su manejo, los 140 euros que perciben por la pérdida de un ejemplar de ovino de leche deberían ser 160, mientras que por el caprino de leche se deberían alcanzar los 155 euros, frente a los 135 actuales. Respecto al ovino y al caprino de carne se debería pasar de 120 a 140 euros en el primero de los casos y de 80 a 100 en el segundo.

Aurelio González considera que el acuerdo sobre las indemnizaciones puede que no se demore demasiado tiempo. Muy al contrario de lo que ocurrirá con las negociaciones en torno a la modificación del artículo 16 de la Directiva Hábitat, después de que Bruselas no haya permitido el cambio de estatus al sur del Duero.

En este sentido, cree que en el estudio para «flexibilizar» ese artículo, debería hacerse un esfuerzo conjunto desde todas las partes implicadas en la Comunicad, para presentarle los resultados al Comité de las Regiones de Europa, que será el organismo encargado de su redacción. Al respecto, plantea la posibilidad de «aprovechar» que Juan Vicente Herrera presidió dicho Comité para intentar que los intereses de la Comunidad figuren en el mismo.

Otro de los asuntos a negociar con la Junta, se centran en las indemnizaciones por el lucro cesante y todo lo relacionado con los daños que ocasiona la fauna salvaje.

Informa Antonio García para diariodesoria.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *