Desde Iberlince se pide cautela a los cazadores de perdiz con reclamo para evitar disparos accidentales

22 marzo, 2017 • Noticias de caza

Los responsables del proyecto Life+Iberlince piden «precaución» a los cazadores de perdiz con reclamo debido a que los linces se ven atraídos por los reclamos y, en ocasiones, entran en plaza. Desde Iberlince recomiendan espantar al felino lo antes posible y comentan que algunos cazadores «describen gratamente» el hecho de poder ver un lince a tan corta distancia, mientras que otros «muestran su preocupación» por el riesgo de que algún cazador no actúe con prudencia ante semejante acontecimiento.

El proyecto europeo Life+Iberlince para la conservación y expansión del lince ibérico ha reclamando precaución a los miembros de la comunidad cinegética que acometan la caza de perdiz con reclamo, dado que el mismo puede ser atrayente para los depredadores que se encuentren por la zona, con el consecuente riesgo de disparos accidentales.

En una entrada en su web, recogida por Europa Press, Life+Iberlince relata cómo la divulgación a pie de campo por parte del equipo es una cuestión que se realiza a diario, en la que la coordinación y colaboración con guardas, propietarios y cazadores es esencial, y estar al tanto de si en una zona hay o no hay linces es una información que hay que tratar con mucha prudencia: «sin duda, es necesaria su advertencia en terrenos cinegéticos, sobre todo ante la celebración de una cacería».

En la mayoría de las fincas en la que está presente el lince o se sospecha, los responsables de cualquier actividad cinegética, junto al equipo, advierten a los cazadores de su presencia, como por ejemplo cuando se va a celebrar una montería, pues aunque confundir a un lince con una especie cinegética es poco probable no es imposible que se pueda producir un accidente.

En el caso concreto de la caza de perdiz con reclamo, se trata de un tipo de actividad que se desarrolla en época de celo y que consiste en atraer a las perdices silvestres a través del canto de una perdiz que se halla dentro de una jaula. Sin embargo, el lince ocasionalmente se puede ver atraído por esta presa, más aún si de manera insistente la perdiz enjaulada permanece cantando en un punto determinado, siendo posible que la curiosidad del felino le lleve hasta la jaula, pudiendo entrar dentro del campo de tiro del cazador.

Por ello, «es muy importante que en el mismo momento que el cazador se dé cuenta de su presencia intente ahuyentarlo de inmediato», subraya el programa, que da cuenta de cómo hay cazadores que se ponen en contacto con el equipo de campo, sorprendidos de haber visto a un lince aproximarse al puesto. «Unos lo describen gratamente por el hecho de haber tenido la suerte de ver un lince, otros en cambio muestran su preocupación, dado el riesgo que pueda haber con algún cazador si no se tiene la necesaria prudencia», apostilla.

Informa lainformacion.com

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *