Huyendo de grandes titulares y alusiones históricas

3 mayo, 2011 • Pluma invitada

Haciendo caso a la intención de los promotores de cazaworld y aún albergando ciertas dudas sobre la capacidad de unión que tenemos en el sector cinegético, me gustaría hacer un modesto razonamiento para conseguir esa urgida y aclamada unión de los cazadores españoles que siempre está en boca de todos pero que muy poquitos practican.

Por suerte o por desgracia, dentro del ámbito cinegético tienen cabida todo tipo de personas y personajes, desde grandes plumas, pensadores o filósofos a políticos frustrados que han visto segada de raíz su ambición y que han encontrado en las organizaciones cinegéticas un hueco donde alimentar su maltrecho ego.

Muchas veces, y me pongo yo mismo como ejemplo, nos anquilosamos en esos pensamientos de rechazo a esos personajes que suelen manipular a pequeñas pero ruidosas masas sociales con artes de dudosa ética y que normalmente, en tiempos no muy lejanos, han atacado a todo aquel que ostentó algún cargo representativo en una u otra organización de defensa cinegética, pero que cuando llegan al mal llamado poder se llenan la boca de reclamas unionistas y desprecios a todo aquel que no se una a su causa individual que proclaman como pensamiento universal.

La experiencia y los años nos hacen recelar de muchísimas situaciones y algunas veces hasta dudamos de personas que no tienen las intenciones que nos parecen vislumbrar pero, como humanos somos, como humanos actuamos.

Yo, personalmente, quiero dar un paso al frente, y os aseguro que razones me sobran para no hacerlo, pero amo la caza, veo peligrar su futuro y creo que debemos estar por encima de algunas situaciones perjudiciales para el sector aunque estas  broten por todas partes como hongos.

Por eso quiero celebrar con algo de esperanza el primer encuentro entre representantes de la Federación Española de Caza y la Unión Nacional de Asociaciones de Caza, no sé si habrá sido fructífera pero ha sido un paso. Huyamos de los protagonismos individuales, de las prebendas, de las envidias, de rencillas y venganzas, quitémonos las corbatas y pongámonos los trajes de faena. Otros ya lo han hecho y nos han ganado terreno.

Quizás el término léxico que debamos utilizar no sea el de unión, es muy difícil unir dos polos opuestos, pero si podemos colaborar, poner cada uno nuestro granito de arena, y entre todos sumar.

Seguro que muchos intentarán sacar provecho del trabajo de otros y seguro que los primeros serán los que figuren sin haber doblado el lomo. A unos les digo que quién quiera medallas que se las ponga pero que esa medalla que luzca en su pecho sea porque entre todos hayamos conseguido algo y la caza y los cazadores salgamos reforzados, a los otros les digo ánimo y valor que sin ellos “los otros” no son nadie.




2 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Juanjo Ayuso Valdés dice:

    Miguel, completamente de acuerdo contigo.

  2. Xabi. Bakgus dice:

    Pues en verdad te digo colega Miguel, que llevas toda la razón y estoy contigo al CxC en todo lo escrito, si puedo colaborar en algo aqui esta mi persona y mi mano totalmente desinteresada ok?-Gratos saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *