Un hombre sale a la calle con una escopeta porque está harto de ver jabalíes por el barrio

30 Junio, 2017 • Noticias de caza

El hombre salió a la calle armado con una escopeta porque estaba harto de ver jabalíes por el barrio, según relató a los policías que acudieron al lugar.

La Policía Local de Orense pide a los vecinos que no den comida a los jabalíes no dejen las bolsas de basura fuera de los contenedores.

Desde hace meses, la presencia de parejas de jabalíes paseando por Ourense al anochecer despierta una curiosidad ciudadana que toma forma en improvisados vídeos que se suben a YouTube, fotografías desde los balcones y multitud de comentarios durante el café de la mañana. En el barrio de A Ponte, en las proximidades de la estación de ferrocarril o en las inmediaciones del pabellón Paco Paz se dejaron ver en varias ocasiones a lo largo de este mes.

Pero también, desde que se ha convertido en una estampa urbana habitual, despierta antipatías entre el vecindario. Hasta el momento, la Policía Local había intervenido alertada por la presencia de los animales en la calzada para evitar accidentes de circulación. El pasado martes por la noche, los Centauros de la Policía Nacional se desplazaron a la calle San Rosendo en A Ponte ante la llamada de varios vecinos que vieron a un hombre con una escopeta en plena calle. Sentado en un banco, la estampa generó intranquilidad entre los viandantes y en los policías hasta que no supieron de qué se trataba. “Iba caminando con un amigo y nos dijo un policía que caminásemos al lado de la pared”, relató a este diario un vecino del barrio.

La intención del hombre armado, según fuentes policiales, no era otra que cazar jabalíes porque estaba harto de verlos popular por el barrio, tal como él mismo les manifestó. Aún así, al ver a los policías, ocultó la escopeta.

Pese a que el aludido tenía guía y licencia que ampara la posesión del arma para la caza, los agentes la requisaron porque está prohibida su exhibición en plena calle. Según aseguran desde la Comisaría de As Lagoas, este vecino de la calle San Rosendo será objeto de un expediente administrativo salvo que el juez de guardia decida lo contrario. La Ley 4/2015 de 30 de marzo de Protección de Seguridad Ciudadana considera una falta grave la posesión de armas en la calle con multas que oscilan entre los 601 y los 30.000 euros, según precisan desde la Subdegación del Gobierno de Ourense.

Las calles San Rosendo y San Froilán son las vías en las que más ocasiones se ha visto a los jabalíes. Según dicen los vecinos, salen en manada sobre las once de la noche por las inmediaciones del parque infantil en unas horas en que los dueños de mascotas también salen a pasear.

Los expertos advierten que la presencia de jabalíes en zonas urbanas o periurbanas dada su enorme movilidad y explosión demográfica (más de 50.000 ejemplares en Galicia) es un problema que irá a más debido a la capacidad de esta especie de adaptarse a todas las situaciones y ecosistemas.

Desde la Policía Local se pide a los vecinos que no se les dé comida ni se dejen las bolsas de basura fuera de los contenedores para evitar atraerlos. La facilidad de encontrar comida favorece la penetración en las ciudades.

Informa Monchi Sánchez para laregion.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *