Historia de la montería

14 octubre, 2011 • Noticias de caza

Las primeras noticias exhaustivas sobre la montería datan de la Baja Edad Media, cuando distintas casas reales y nobles europeas de Portugal, Castilla, Francia, actual Alemania, etc… encargaron la elaboración de Tratados de Caza, actividad favorita de la clase dirigente en aquel tiempo, de los que hoy conocemos un buen número, algunos de ellos son:

“Libro de la montería” de Alfonso XI, rey de Castilla (s. XIV).
“Tratado de la montería” de un montero de la Sierra de Segura (s.XV).
“Le livre de chasse du roy Modus” (s. XV).
“Le livre de la chasse”, de Gastón III Phoebus (s. XIV).
“Livro da Montaría” del Rey Juan I de Portugal (s. XIV).

Cacería de osos, “Libro de la montería de Alfonso XI”.
Durante la Edad Media en la Península Ibérica se conocieron diferentes tipos de montería. Dos tipos muy peculiares eran la montería con redes y la montería a Buitrón, llevadas a cabo sobre todo en el noroeste de la Península Ibérica para la caza del lobo (principalmente en Galicia).

No obstante la forma de montería más común a toda Europa era aquella en la que previamente a la caza propiamente dicha se buscaba el lugar de encame de la presa siguiendo el rastro del animal elegido con la ayuda de un sabueso atraillado, para, una vez conocida la ubicación del encame, situar en lugares estratégicos de paso de dicho animal colleras de alanos y lebreles con el objeto de atraparlo. Para lanzar el animal hacia los puestos se atacaba el encame con perros sabuesos y se seguía la persecución por parte de cazadores tanto a pie como a caballo para intentar, junto con sabuesos, alanos y lebreles, atrapar la pieza de caza.

Jauría de Petit Venerie. Francia.
Durante la Edad Media en España este tipo de montería se realizaba sobre todo para la caza del oso y el jabalí, mientras que por ejemplo en Francia tenía una mayor importancia la caza del ciervo. Generalmente se escogía el animal a cazar durante la fase de búsqueda del encame con sabueso atraillado, eligiendo preferentemente como presa un macho adulto en plenitud de facultades.

A partir del Renacimiento y sobre todo de la generalización de las armas de fuego en los ss. XVII y XVIII la montería medieval fue derivando, según cada territorio y país, en modalidades que hoy en día difieren bastante entre sí, como puede ser la montería en el norte de España, la Venerie francesa (tanto la referida a la caza mayor o Gran Venerie, que se practica a caballo, como la referida a la caza menor o Petit Venerie, que se practica a pie) , el Fox-Hunting (Caza del zorro a caballo) en el Reino Unido, o bien la montería denominada hoy día “a la española” practicada en el centro y sur de la Península Ibérica.

Fuente: Wikipedia



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *