Hablemos de caza

14 noviembre, 2011 • Información de interés

En Cazaworld ya sabemos que tenemos cazadores experimentados, pero otros se están iniciando en el arte de la caza, por eso queremos aclarar algunos conceptos que son fundamentales en la caza.

hablemos de caza

Por ejemplo, hablemos de caza y destaquemos lo importante que es distinguir entre montería, rececho, caza al salto, caza en mano, etc. El deporte de la cinegética tiene varias modalidades de caza.

En primer lugar, debemos aclarar que la montería es la reina de la caza mayor. Se practica en terrenos declarados como cotos de caza mayor con una extensión bastante amplia. Se trata de batir una zona o mancha de monte en la que las reses encuentran mayor protección.

Una vez que dicha extensión se rodea con una línea de cazadores, se sueltan las rehalas en proporción al número de hectáreas a batir y al número de reses que supuestamente se encuentran en la mancha. Los rehaleros son vigilantes del buen hacer de sus canes.  El avance de los perros y otros elementos, acaban por levantar a los animales de sus encames y querencia, y corren hacia las líneas de puestos colocados estratégicamente.

El rececho sin embargo, requiere de gran experiencia y conocimiento tanto del terreno como de los comportamientos y querencias de la especie a abatir. En este caso, el cazador busca y da caza a un macho de alguna especie de caza mayor. El cazador elige premeditadamente la pieza. El rececho del ciervo o venado se llama berrea o brama y el de corzo se denomina también ladra, ya que son modalidades que se practican durante la época de celo.

Hablemos de caza y de cómo la caza al salto es la reina de la caza menor. El cazador solo o acompañado de su perro, recorre el campo en busca de piezas que saldrán a la estampida en el momento en que se encuentren acosadas por la proximidad de ambos. En esta modalidad se requiere el conocimiento de las especies cinegéticas, costumbres y querencias, y una muy depurada técnica de aproximación y entrada en los lugares de especial atracción para algunos animales, como las perdices.

A diferencia de la caza al salto, la caza en mano requiere la participación de otros cazadores que, guardando distancias entre ellos, recorren el monte tratando de buscar piezas que una vez levantadas, se ponen al alcance de las escopetas.

Fuente de la imagen: Google



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *