Hablemos de caza

26 enero, 2012 • Información de interés

Los cazadores españoles desarrollan su actividad de caza a lo largo de todo el territorio nacional, variando las modalidades, dependiendo del ámbito geográfico.

Cazar en Extremadura, Castilla La Mancha o Andalucía, no es lo mismo que hacerlo en Castilla León, Galicia, País Vasco o la zona Norte de la Península, Cataluña, Valencia, Murcia o las Islas Canarias y Baleares. Aunque la base es la misma, está claro que la cultura y costumbres cinegéticas varían de un lugar a otro, y esto es precisamente lo que hace que la caza en España sea tan variada, sea tan rica y apasionante.

Cada Comunidad Autónoma, tiene su propia federación de caza, con sus delegaciones provinciales correspondientes y por ejemplo la Fedaración Gallega de Caza o la Federación Andaluza de Caza, son los que proporcionan los federados a la Federación Española de Caza, federados dependientes de cada Federación Autonómica.

La cultura cinegética en cada una de las comunidades, muy en concordancia con las costumbres transmitidas a lo largo de los años por las distintas generaciones de cazadores, varia y está en relación con la fauna que más numerosa en cada una de las zonas. Lo que sí que demuestran los cazadores es que un buen lance de venado, jabalí, muflón, corzo, macho montés, …, es igual de apreciado por todos los cazadores de las diferentes regiones. Aunque cada uno tenga sus preferencias a la hora del abate o del trofeo.

La montería es la reina en Andalucía, Extremadura y Castilla la Mancha, aunque haya zonas y provincias donde el rececho no se queda atrás. Gredos, los Pirineos, Tortosa-Beceite, Batuecas, Ronda, Sierra Nevada… son paraísos donde domina el montés. El corzo destaca en Soria, Guadalajara, Castilla León y empieza a apasionar en la cornisa Cantábrica y Galicia. Picos de Europa, Cantabria, León, son algunas de las zonas donde se rececha el rebeco, sin poder olvidarnos las magníficas batidas norteñas y catalanas, principalmente de jabalí, que son experiencias increíbles.

En cuanto a la caza menor, los ojeos de perdices se imponen en las dos Castillas y Extremadura, habiendo magníficos pasos de palomas en tierras extremeñas y madrileñas. La pasión por la caza en mano es generalizada en todo el territorio español y la becada levante pasiones en Navarra, País Vasco y zonas de Levante.

Seguro que no se han mencionado muchas zonas y tipos de caza (reclamo, cetrería, …) pero todos los cazadores las tienen en mente. España #paraisocinegético.



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *