«Greenpeace no viene a ayudar después del incendio. Son activistas de oficina»

8 julio, 2019 • Noticias de caza

incendios-forestales

Los agentes forestales denuncian que las acciones de este tipo de grupos ecologistas en el campo son «meramente anecdóticas»

Muchos de los ecologistas viven en la ciudad y son «activistas de oficina» o ecologistas de «foto-selfie», afirman algunos forestales

Redacción | La Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales (Aeafma) ha declarado que, tras una catástrofe natural, como el incendio sucedido recientemente en Madrid, las ayudas recibidas por parte de Greenpeace brillan por su ausencia. Además, han destacado que las acciones de este tipo de colectivos fuera de los espacios urbanos son prácticamente nulas.

Todo esto ha sucedido después de que Madrid haya sufrido el mayor incendio de su historia, en el que bomberos y agentes forestales tuvieron que trabajar a destajo para poder controlarlo mientras que simultáneamente miembros de la organización ecologista se manifestasen en el centro de la capital contra la disolución de Madrid Central.

Acciones dirigidas a la prensa

Según Aeafma, «los activistas de Greenpeace o de WWF hacen sus estudios o informes a partir de datos oficiales que elaboran las comunidades. Como organización no gubernamentales dedicadas a la conservación de la naturaleza, hacen su valoración de las campañas de incendios, cuántas superficie se ha quemado o el impacto en el ecosistema. Son análisis de opinión a través de nuestros documentos oficiales». Para ellos, las acciones de este tipo de grupos en el campo son «meramente anecdóticas» y las únicas apariciones realizando este tipo de acciones serían para poder darse publicidad de cara a la prensa.

Los agentes forestales también se han referido a las organizaciones ecologistas manifestando que, durante la temporada de invierno, estas se encargan de realizar sus campañas de sensibilización. «Se juntan un domingo por la mañana en el pueblo de turno afectado con las familias y la tortilla, convocan a los medios de comunicación, se hacen la foto, realizan declaraciones a la televisión y plantan un árbol y así dicen que han hecho El día del Árbol».

Los bomberos valencianos lo han reiterado

Según los bomberos de la Comunidad Valenciana, las manifestaciones realizadas por Aeafma son «totalmente ciertas». Según ellos, muchos de los ecologistas viven en la ciudad y son «activistas de oficina» o ecologistas de «foto-selfie».

Han asegurado que, aunque los ecologistas estuvieran autorizados, no querrían ponerse el equipo de protección individual ignífugo de los bomberos para perder 10 kg enfrentándose a un incendio.

Reforestación por organismos públicos

La reforestación de los montes públicos suele realizarse por norma general por los organismos públicos, según la asociación de Agentes Forestales del Estado. Según ellos, «cualquier comunidad autónoma reforesta veinte mil veces más superficies que la que puedan hacer los ecologistas». También han recalcado que los programas forestales pueden llegar a repoblar entre 40.000 y 50.000 hectáreas.

Por su parte, los ecologistas afirman que su trabajo es otro diferente. «El rol de Greenpeace en los incendios se basa en recopilar documentación», manifestaba su director Miguel Soto.

El mundo rural en contra

Greenpeace recibió un golpe difícil de encajar. Más de un centenar de premios Nobel firmaron en 2016 una durísima carta abierta contra la organización ecologista por su rechazo a los alimentos transgénicos.

El documento, avalado por tantas firmas de peso, obligó a Greenpeace a reconocer las conclusiones de las instituciones científicas competentes y abandonar su campaña contra los organismos modificados genéticamente en general y el arroz dorado en particular.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *