El Gobierno canario defiende la caza con rifle y arco de animales asilvestrados

20 diciembre, 2017 • Noticias de caza

La consejera de Medio Ambiente ha considerado a caballos, burros, camellos, vacas, ovejas o cabras como «caza mayor» para que puedan ser erradicados mediante rifle o arco.

Para la representante de Podemos se da un trato de «basura orgánica» a estos animales y propone medidas «éticas y viables avaladas por científicos».

La consejera de Política Territorial y Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, Nieves Lady Barreto, defendió hoy en el pleno del Parlamento la consideración como “caza mayor” de los animales domésticos asilvestrados, para que puedan ser abatidos con rifles y arcos y erradicarlos así de los espacios naturales protegidos.

Esta posibilidad, que figura en un proyecto de decreto del departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, fue muy criticada por la diputada de Podemos Natividad Arnaiz, quien, haciéndose eco de opiniones de colectivos animalistas y ecologistas, la consideró una crueldad, y cazarlos con arcos “es ya para hacérselo mirar”.

El proyecto de decreto ha pasado ya la fase de participación pública y está pendiente de su aprobación por el Consejo de Gobierno sin que ninguna organización ecologista haya presentado alegaciones, explicó la consejera.

Al declarar a caballos, burros, camellos, vacas, ovejas o cabras como caza mayor, el decreto del Gobierno de Canarias autoriza su erradicación mediante la modalidad de apañada (captura en vivo), pero también en batidas y recechos con ayudas de perros y utilizando rifles y arcos.

En el decreto se considera “inviable” la presencia de estos animales en espacios protegidos por sus devastadoras consecuencias sobre el ecosistema, así que “lo más efectivo, desde todo punto de vista, es proceder al control, gestión y erradicación de estas especies mediante el empleo de técnicas y prácticas de índole cinegético”.

Así, en el decreto se regula la caza de estos animales domésticos “que no dependiendo del hombre para su subsistencia se hallaran libres en el medio natural sobre terrenos susceptibles de aprovechamiento cinegético y que carezcan de identificación o signo aparente de dominio o posesión por una persona”.

“Es un problema ecológico y medioambiental grave”, dijo la consejera, quien incidió en que la primera medida para erradicarlos sería la apañada, aunque dependerá de cada consejo insular de caza las medidas que se apliquen.

Natividad Arnaiz, de Podemos, denunció el “oscurantismo” del Gobierno en la tramitación de este “decreto medieval”, del que las entidades animalistas y ecologistas han tenido que enterarse por la prensa porque el ejecutivo no las ha consultado.

Para Arnaiz, “es tal la barbaridad” de este decreto que el Gobierno ha puesto de acuerdo a los ecologistas y a los cazadores, pues hasta ellos se oponen a abatir a estas especies.

“Se da un trato de basura orgánica a los animales”, dijo la diputada de Podemos, quien afirmó que hay alternativas “éticas y viables” avaladas por científicos y expertos para el control de estas especies en los espacios protegidos.

“Declarar cinegéticos animales domésticos como burros, vacas, caballos y cabras es cruel, y además cazarlos con arcos es ya para hacérselo mirar”, concluyó la representante de Podemos.

Informa lavanguardia.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *