Ganaderos asturianos reclaman compatibilizar su actividad con la conservación del lobo

6 marzo, 2017 • Noticias de caza

Desesperación. Así describe el colectivo ‘Asturias ganadera’ la actitud de los ganaderos asturianos ante los ataques del lobo. Estos profesionales del campo califican las últimas apariciones de lobos muertos en zonas urbanas como «innecesariamente crueles» y se desmarcan de este tipo de acciones que utilizan «métodos ilegales». Los ganaderos del colectivo afirman que la tensa situación podría solucionarse si se «garantiza» una población de lobos que haga compatible la ganadería extensiva y que las indemnizaciones sean «justas y puntuales».

El colectivo de profesionales del campo ‘Asturias ganadera’ se desmarcó ayer de las últimas apariciones de lobos muertos en zonas urbanas, ya que, según su secretario y portavoz, Juan Valladares, «ese no es el procedimiento que nosotros proponemos ni aprobamos». No obstante, a su juicio, se trata de hechos que ponen de manifiesto que «en Asturias existe un problema sin resolver» y que se ha extendido la «desesperación entre quienes sufren constantes daños en sus rebaños sin que se vean adecuadamente reconocidos ni compensados por parte de la Administración, que casi siempre paga tarde y mal».

Los ganaderos hablando de la situación con el lobo.

«No compartimos métodos ilegales e innecesariamente crueles», abundó Valladares, que insistió, pese a ello, en que «la indignación y el desánimo que reina entre los ganaderos por la proliferación de daños ocasionados por los lobos, la falta de valoración objetiva y el retraso en los pagos en enorme».

Para el colectivo profesional, la situación actual podría solucionarse si se modifica la ley de caza con un doble objetivo. Por un lado, «garantizar los controles adecuados para compatibilizar la conservación del lobo con el mantenimiento de la ganadería pastoril tradicional». Por otro, asegurar unas indemnizaciones «justas y puntuales».

‘Asturias ganadera’ ha mantenido conversaciones con todos los grupos representados en la Junta General y se muestra «optimista» sobre la posibilidad de «desarrollar una solución técnica y legislativa, un apoyo sólido y útil para el campo asturiano en todo lo que se refiere a compatibilizar la vida campesina en el medio rural con la existencia de las distintas especies salvajes que enriquecen nuestro patrimonio natural».

Ahora bien, para lograr sus objetivos, el colectivo profesional ve imprescindible la dimisión de la consejera María Jesús Álvarez y su relevo «por una persona o un equipo capaces de escuchar a los ganaderos y de poner en marcha medidas que reviertan el proceso de extinción irreversible del campo asturiano». Así lo puso de manifiesto Juan Valladares en una comparecencia pública celebrada esta mañana en Oviedo y en la que estuvo acompañado de otros responsables del colectivo de ganaderos.

Informa José A. Ordóñez para lne.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *