Frente a la caza con rifle, el «desafío» de cazar con revólver o pistola

El arma corta supone para algunos cazadores un «desafío» porque requiere aproximarse más a la pieza y ser más habilidoso en el disparo

Redacción | Acercarse a la pieza es una de las cosas que más valoran algunos cazadores. Los que practican la caza con arco son un grupo cada vez más numeroso que busca este aliciente, pero hay otro sector de cazadores que quiere lograr las presas con olor a pólvora quemada.

«Sé que es un desafío», afirma Kevin Steele, editor y productor de Petersen’s Hunting Adventures, así como de la conocida Guns & Ammo. Steel dice que cazar con pistola o revólver es acercarse a la caza con arco y alejarse de la caza con rifle. «Cazar con un rifle no es que me parezca fácil, pero no supone el mismo desafío que hacerlo con un arma corta», aclara Steele.

Distancias y calibres

Con armas cortas hay una distancia que se supone ya fuera de efectividad o que está en el límite máximo, como puedan ser los 180 metros del .460 S&W Magnum, una distancia relativamente cercana para un rifle. Así que cambia el concepto y cambian las distancias, y esto es lo que supone un «desafío» para Seetle porque hay que ser más hábil para acercarse a la pieza.

Hay que aproximarse, sí, pero las balas modernas son de gran calidad y ofrecen alto nivel de balística tanto en calibres para rifles como para pistolas o revólveres. La clave es emplear un buen calibre y ser preciso en el disparo, sobre todo tratándose de piezas de gran volumen como son las especies africanas.

Esta es una posible selección de calibres idóneos para cazar con arma corta:

Calibre .357 Magnum

El más pequeño de esta selección, especialmente cuando está cargado con una bala de 180 grains, es una opción que sería viable para los ciervos, jabalíes y otras piezas de tamaño similar. Hay variedad de munición, siendo de las más económicas, y permitiría hacer entrenamientos con municiones especiales del .38, más baratas.

Calibre .44 Remington Magnum

El calibre del conocido Harry «El sucio», personaje interpretado por Clint Eastwood en la película dirigida por Don Siegel, resulta uno de los calibres más idóneos para el cazador.

Fue resultante de la experimentación de Elmer Keith que, entre el .44 Special y el .45 Colt, resulto un calibre de menor diámetro.

Balas de 240 grains para ciervos y otras piezas de tamaño similar, y otras de 300 gains para piezas mayores.

Calibre .45 Colt

Este calibre es conocido también como el .45 Long Colt y puede ser muy versátil. De hecho, el autor de esta selección de calibres para caza con arma corta, Philip Massaro, emplea el .45 Colt. Lo hace con cargas de 300 grains, que ofrecen unas velocidades de casi 400 metros por segundo, y asegura que los ciervos caen limpiamente.

«No dudaría en usar esta combinación en jabalíes, osos o alces», afirma rotundamente el presidente de Massaro Media Group y Massaro Ballistic Laboratories. Para mostrar esta seguridad, él emplea el revólver Ruger Blackhawk.

Se puede practicar con balas más ligeras y económicas, como la de punta redondeada de 255 grains.

Calibre .454 Casull

Subiendo un escalón, empleando las mismas dimensiones del .45 Colt en diámetro pero con una mayor longitud, encontramos la vaina Casull. Una misma bala de 300 grains alcanzará velocidades unos 500 m/s, lo que confiere a este calibre una gran ventaja sobre el anterior. Pero tiene un pero: el retroceso.

Este es un calibre que permite abordar todas las especies de caza mayor, y quizá represente la opción más equilibrada porque puede emplear toda la gama de balas del .45 Colt, así como otras más pesadas de hasta 400 grains.

Calibre .475 Linebaugh

Este gran calibre puede lanzar un proyectil de 400 grains a más de 400 m/s de salida, pero en contrapartida ofrece un fuerte retroceso.

El .475 Linebaugh es una buena opción, dice Massaro, «para un cazador de armas serio», y recomienda para ello un revólver Freedom Arms.

La caza con arma corta, un reto

La caza con pistola o revólver implica cambiar el concepto de disparo si se viene desde la caza con rifle. Es una caza que seduce a cazadores por la dificultad y pericia en el disparo que requiere, así como la habilidad para acercarse más a la pieza.

En el siguiente vídeo podemos ver cómo cazan búfalos y sables con arma corta. Las escenas de caza se han realizado en Sudáfrica.

Actualmente, quizá sea la caza en África la que ofrezca más posibilidades para este tipo de empleo de armas cortas, sin olvidar que éstas se utilizan mucho en ese continente y en los safaris como arma de seguridad o para rematar algunas piezas peligrosas.


Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Eugenio dice:

    P
    ero esta modalidad de caza ahora mismo es una autopia en españa si no me equiboco?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *