Frank Cuesta «odia» reconocer que la caza mantiene a muchas especies en el mundo

6 noviembre, 2017 • Miscelánea

Frank Cuesta admite que la caza va a seguir existiendo y que gracias a ella muchos animales no se han extinguido. «Es así de triste», admite.

Redacción | Frank Cuesta vuelve a estar en danza. Con motivo del estreno del programa ‘Wild Frank: Cazadores’, producido por la productora Molinos de Papel y el canal DMAX, el también conocido como ‘Frank de la jungla’ ha realizado unas declaraciones sobre la caza que no dejan indiferente a nadie.

El programa, emitido este domingo en DMAX a las 21:30, acompaña a unos cazadores en Sudáfrica para grabar cómo se caza en ese continente determinadas especies. «Las cacerías legales organizadas por cazadores profesionales locales para clientes que buscan vivir la experiencia de matar especies salvajes autóctonas y llevarse el trofeo a su casa, es una práctica por la que muchos pagan miles de dólares. Este negocio se ha convertido en una forma de vida para algunos de los habitantes de las regiones en las que se celebran este tipo de safaris, que viven del dinero que deja el turismo de cacería», explica la presentación oficial del programa.

A raíz de la presentación de ‘Wild Frank: Cazadores’, Frank Cuesta ha respondido a las preguntas de Formula TV, lanzando frases como «aunque odie decirlo, la caza está manteniendo muchísimas especies en el mundo». Cuesta reconoce que no siente atracción por la caza ni guarda simpatía alguna por los cazadores, pero afirma que «gracias a la caza hay muchos animales que no se han extinguido». «Es así de triste», afirma.

Cuesta también se refiere a los animalistas y dice que «hay mucho de boquilla», y se refiere a los «extremistas y locos» que critican todo de las redes sociales.

En la presentación oficial que se hizo del programa y rueda de prensa, según la grabación de LaCajadMúsica TV, insiste en la misma idea. Él «odia» tener que decirlo, pero reconoce que, por ejemplo, los rinocerontes en África «se están salvando gracias a la caza». Y repite en toda su argumentación una coletilla: «es triste, pero es la realidad».

«Siempre se ha cazado, siempre se ha comido caza», admite Cuesta.

Frank Cuesta y miembros del equipo reconocieron que hubo momentos tensos durante la grabación del programa. Comentaron que debido a situaciones determinadas de enfrentamiento «casi no terminan el programa». El momento a que se refieren es cuando el cazador abate la jirafa y quiere registrar ese momento junto al trofeo. Frank Cuesta soltó entonces: «Ahora la puta foto», pero después de haber vivido la experiencia resume el gesto del cazador como «un momento de ego» que, dice, tiene todo el mundo. Y pone ejemplos de personas que viajean a otros países y se hace fotos con animales que, en ese momento, se sienten «prisioneros». «¿Quién no ve un animal precioso y dice, ¡ay, sí, yo quiero una foto! Todo el mundo». Reconoce que se equivocó.

Ante la pregunta que le hacen sobre “el modo de alimentarse”, refiriéndose al veganismo y a las tendencias vegetarianas, Cuesta se refiere a que hay mucha hipocresía. «Nosotros, nos guste o no,somos omnívoros». Comenta que si todo el mundo se hiciera vegano, muchos animales desaparecerían y otro problema grande sería la deforestación, pues cuenta que en el Amazonas hay muchas áreas deforestadas no dedicadas a la construcción sino a la plantación. «Te hace pensar que hay mucha hipocresía dentro del animalismo», reconoce.

Frank Cuesta admite que ellos han acompañado a los cazadores con el único fin de intentar reflejar cómo es ese tipo de caza. Y dicen que el programa va a generar mucha polémica…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *