Feria caza Berrocal 2014: resumen de actividades

7 octubre, 2014 • Noticias de empresas

La feria de perros de caza berrocalense, Berrocaza, se celebró el fin de semana del 20 y 21 de septiembre. Una vez más el balance, tanto desde el punto de la organización como de la mayoría de los asistentes y participantes, es positivo. Y esto a pesar de que las nefastas previsiones meteorológicas y las abundantes lluvias caídas hasta pocas horas antes parece que desanimaron tanto a público como a concursantes y se notó un ligero descenso de participación. Berrocaza 2014
Finalmente lució el sol durante los dos días, excepto un chaparrón pasajero tras la comida del domingo. De modo que los incondicionales de Berrocaza pudieron disfrutar de la completa programación.
El sábado la apertura de la feria correspondió al alcalde de la localidad anfitriona, Javier Blázquez, y a continuación el director técnico de la muestra, Rubén González, dio paso a la exhibición de caza con arco al vuelo, en sustitución del campeonato que se había anunciado.

Y a partir de entonces las actividades programadas comenzaron a sucederse. La prueba de aptitudes naturales organizada por el Club Español del Deutsch Drahthaar contó con siete ejemplares propuestos, de los cuales todos obtuvieron la calificación de apto. Asimismo, la prueba de rastros de pelo y pluma contó con cuatro ejemplares, de los cuales tres obtuvieron la primera categoría y uno la segunda.

Los propietarios de La Huevería del ganso mostraron al entregado público como sus border collies, Rex y Dama, controlaban perfectamente a las díscolas ocas.   Mientras que en la exposición de avicultura artística se podían apreciar casi un centenar de aves de lo más llamativas, y pocos metros más allá, una amplia muestra de aves de presa, completada con detalladas exhibiciones de cetrería.

Como plato fuerte de la jornada del sábado (eminentemente enfocada al entretenimiento del público genérico) destacamos la segunda concentración de alano español de montería, coordinada por Carlos Contera y Luis Cesteros. Ambos son propietarios del Afijo Alajú y se cuentan entre los reputados expertos dedicados a la recuperación de esta raza tan singular. Aunque el número de participantes no superó el de la edición anterior (en esta ocasión no llegó a 30 canes), los coordinadores se vieron nuevamente sorprendidos por la selección de los ejemplares que acudieron a la cita y en su mayoría recibieron unas excelentes calificaciones. Por la tarde Contera ofreció a los aficionados una interesante charla teórica sobre la evolución de la raza.

Casi paralelamente se realizó la prueba de trabajo para cachorros de podencos y manetos hasta seis meses. Al finalizar ambas actividades se sucedieron en las dos pistas centrales los concursos: en una, podencos y manetos y en la otra, perros de rehala.

Si bien la participación de rehalas disminuyó este año, no ocurrió lo mismo con la calidad de las participantes. Tanto es así que hubo que duplicar los premios a las dos categorías absolutas en esta modalidad, por empate a puntos. Las lluvias asustaron a última hora a más de uno, por lo que fallaron bastantes de las rehalas inscritas. Aún así, finalmente se contaron 30, de las 46 que habían reservado jaula. Venían de casi todas las provincias de Castilla y León, Madrid, Toledo, Ciudad Real y Cáceres. Cabe mencionar que acudieron tres matilhas portuguesas (en la imagen). En junio Berrocaza acudió como entidad colaboradora al I Encuentro Ibérico de rehalas que se celebró en la ciudad lusa de Mêda, y de ese evento surgió una estrecha relación. En la pista se realizaron seis concursos (collera de agarre, de rastro, de podencos, de cruzados, perros de muestra continental y británico).

Sin embargo los criadores de podencos y otros perros de caza menor no se dejaron influir por la meteorología y aumentaron considerablemente la cifra de ediciones anteriores, pues pasaron de 50. Sólo en la monográfica de podencos y manetos se realizaron un total de 111 inscripciones. El encargado de calificar a estos participantes fue el juez del Club del podenco andaluz y maneto Eusebio Pérez Cuño, quien finalizó su tarea contento por la dinámica del concurso, la calidad de los ejemplares y el buen ambiente entre los propietarios. Se premiaron en esta pista un total de 12 categorías en podencos y manetos, además de dos de rastro (talla grande y chica) y una de perro de madriguera.

Entre los ganadores de todas las categorías los jueces de ambas pistas escogieron a los ganadores absolutos: mejor rehala de podencos, mejor rehala de cruzados y mejor perro de la feria. Incluso contando con la opinión de compañeros presentes en la muestra no lograron deshacer el empate entre cuatro rehalas (dos para cada una de las categorías), y finalmente se optó por repartir el premio.

Como mejores rehalas de podencos se subieron al pódium la de El Carbonal (Valdemaqueda, Madrid) y la de Antonio Díaz, Cañina, de Serradilla (Cáceres). En la categoría de mejor rehala de cruzados obtuvieron trofeo la rehala RDF (La Adrada, Ávila) y La Gatera (Aldeacentenera, Cáceres).

Por su parte Omar Gil Portilla (de Zarza de Granadilla, Cáceres) logró para su drahthaar Eduardo del Tone el título de mejor ejemplar de la feria.  La feria Berrocaza está organizada por el Ayuntamiento de Santa María del Berrocal (Ávila) y Rehalas Piedrahíta, y cuenta con la colaboración de la Federación de Caza de Castilla y León, Delegación Provincial de Ávila y ARRECAL (asociación de rehalas regionales españolas).

Una muestra de la feria se puede ver en el siguiente albúm: Albúm Berrocal 2014


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *