Falsa victoria animalista: celebran la cancelación de una prueba de caza que finalmente sí se celebrará

20 septiembre, 2019 • Noticias de caza

Animalistas celebran en redes sociales una falsa victoria tras la suspensión de una prueba de caza

Los cazadores solo han evitado problemas al Ayuntamiento de Almadén y la celebrarán en terrenos privados

Redacción | Cientos de mensajes acosando al Ayuntamiento de Almadén han llevado a la asociación de cazadores local a suspender una prueba de caza de conejos con podencos “para no implicar al ayuntamiento en esta polémica”.

No es una victoria animalista

En declaraciones a Cazaworld, el presidente de la Asociación de Cazadores de Almadén ha asegurado que el concurso se celebrará próximamente en un terreno privado, señalando que la suspensión no es una cancelación y que no se trata de una victoria animalista, sino de intentar alejar al Ayuntamiento que tanto les ha apoyado del centro de esta polémica.

No se celebrará en la plaza de toros, pero se celebrará

La decisión trasladará la prueba, que se tenía previsto celebrar mañana sábado en la plaza de toros local, a unos terrenos privados propiedad de un miembro de la asociación.

Esto desmonta las celebraciones que se han publicado en redes sociales por parte de los animalistas, que se han jactado de haber conseguido que se cancelase “esta cruel práctica”. Pero Paco, el presidente de esta asociación, nos confirma que están organizándolo todo para que los perros y cazadores puedan participar en una prueba que se celebrará con todas las garantías próximamente: “No nos vamos a esconder, como han llegado a afirmar. Es más, vamos a anunciar la prueba con los carteles correspondientes y todos los aficionados que lo deseen podrán participar y disfrutar de ella”, confirma el cazador.

Insultos, denuncias y acoso animalista

Paco nos confirma que las amenazas y los insultos han sido una constante desde que el ayuntamiento anunciase la prueba. Una petición en change.org ha pedido la suspensión del acto. En Facebook, páginas como Almadén Animalista ha perseguido hasta tal punto al ayuntamiento que, como sus propios responsables han publicado, el consistorio les ha bloqueado.

Varios animalistas han manipulado hasta afirmar que la actividad era ilegal, cuando el propio presidente de la asociación nos confirma que cuentan con todos los permisos por parte del ayuntamiento.

Así denuncia la asociación el acoso sufrido por los animalistas.

«Esta es la carta que Paco ha difundido por redes sociales y medios de comunicación denunciando la manera de proceder de los animalistas y explicando la realidad de esta suspensión, que no cancelación.

“Hablo como presidente de la Asociación de Cazadores de Almadén, una asociación sin ánimo de lucro, con el único objetivo de compartir entre amigos las emociones y momentos que nos proporciona el deporte de la caza. Decir que dicha asociación ha sido creada hace solamente 3 meses y en este tiempo la respuesta de los socios ha sido todo un éxito con 254 socios en este corto espacio de tiempo y hemos tenido que cerrar las inscripciones, habiendo una lista de espera bastante importante y a partir de este contratiempo la demanda ha aumentado considerablemente.

En cuanto a lo que la actualidad nos compete, te pongo en escena: esta asociación después de muchas horas de trabajo, reuniones, etc. organizando manchas para la caza y demás actividades. Una de estas, era la organización de un evento, que se suele celebrar con mucha asiduidad en esta zona y también a nivel nacional, concretamente un concurso de podencos junto con una exhibición de arte ecuestre. Dicho evento tiene unas normas, un reglamento específico, al igual que todas las modalidades de caza están sujetas a un reglamento que regula la Real Federación Española de Caza (RFEC)

El concurso consiste: los dueños de los podencos saltan a escena con sus perros, lo hacen de dos en dos, por parejas, en una suelta mínima de conejos, donde se les proporciona un refugio a estos conejos y el podenco debe encontrarles mediante el olfato por el rastro e intentan sacarle de su escondite para que el cazador lo abata, sin ser este el caso porque no hay armas. En ocasiones el conejo es capturado por el podenco y rápidamente se lo entrega a su dueño. Todo esto regulado por unos jueces y con unas normas, como dije anteriormente, reguladas por la Real Federación Española de Caza.  Puede ser que el conejo muera, no es lo normal, pero esos conejos que mueres los donamos tanto a asociaciones necesitadas, como a residencias de ancianos, caritas, gente desfavorecida, etc.

Y cuál ha sido nuestra sorpresa que, a falta de una semana para la celebración de este evento, nuestra asociación ha recibido muchas críticas destructivas y sin fundamentos en redes sociales por parte de colectivos animalistas y veganos, creemos que son colectivos de este tipo por los comentarios escritos. Ya que, por lo general, son perfiles falsos que se esconden en redes sociales, a muchos de los cuales ya hemos denunciado para que eliminen todo esto, porque estos comentarios incitan al odio y nosotros estamos totalmente en contra de comportamientos de este tipo.

Estamos dolidos pero a la vez más unidos que nunca, porque en estos días hemos sufrido una serie de insultos, comentarios negativos y vejatorio hacia todos los cazadores que no nos deben ni nos van a amedrentar, aunque nosotros, sí que respetamos todas las opiniones, todos los movimientos y todos los colectivos; pero quiero decir que no nos van a hacer pensar como ellos, porque nos gusta la caza y el mundo rural, lo tenemos como un estilo de vida, lo llevamos haciendo desde que tenemos uso de razón y es una práctica que pasa de padres a hijos con lo que ello conlleva en lo sentimental, en lo emocional, etc.

Dicho evento se iba a llevar a cabo en nuestra preciosa y única en el mundo plaza de toros hexagonal de Almadén, la cual nos había cedido nuestro ayuntamiento. Hemos tomado la decisión de suspender dicho evento principalmente porque el ayuntamiento de Almadén ha recibido muchas quejas, denuncias, insultos y críticas de diferentes asociaciones y no queremos que dañen tan injustamente a nuestro ayuntamiento, que lo único que ha hecho es ceder una instalación a una de las asociaciones de nuestro pueblo, también dañando una comarca que no se lo merece, pero en especial a Almadén, un pueblo con muchísima historia donde ha sacado a España dos veces de la crisis, patrimonio de la humanidad con sus minas de mercurio las más grandes del mundo.

La situación actual es que dicho evento se suspende o mejor dicho se aplaza porque, debido a todo el apoyo recibido, a todos los mensajes de ánimo, a todas las firmas recogidas, nosotros no podemos ceder a todas estas presiones de este tipo de colectivos y nos debemos a toda esa gente que nos apoya y están a favor de este tipo de eventos, así como de todas las demás actividades que realice nuestra asociación. Por tanto, como presidente unido a la junta directiva nos comprometemos a analizar y valorar la situación para llevar a cabo este evento en otra fecha y en otras condiciones, principalmente, repito, para que no ataquen a nuestro ayuntamiento.

Que quede claro que la actividad de la caza se considera un deporte a todos los niveles, siendo una fuente de riqueza para nuestra comarca y para todo el país, donde cada año aumentan las licencias, las ventas de artículos dedicados a la caza y donde los campeonatos se convierten en eventos seguidos por grandes afluencias de público.

La caza como deporte proporciona, al estar en contacto directo con la naturaleza, un bienestar físico y mental a quién lo practican. Así es que, antes de prejuzgar la actividad cinegética, se debe conocer a fondo en que consiste.

Sobre si la caza puede o no considerarse en un deporte más queda fuera de toda duda en el momento en que las administraciones crean la RFEC que regula normativa esta actividad encuadrándola en el Consejo Superior de Deportes

Ante la pregunta de si la caza es un deporte, hay un debate abierto entre los animalistas que se echan las manos a la cabeza y aquellos, como yo, que pensamos que pasar jornadas enteras en la naturaleza practicando la cinegética es una forma de vida.

No se deben despreciar los puestos de trabajo y la riqueza que proporciona esta actividad donde son millares de familias que viven de la caza y no solo como conservacionistas de los cotos de caza, sino también en aspectos como rehaleros, veterinarios, vestimenta de camuflaje y calzado deportivo como la que se vende en las tiendas de caza o atender a los ingresos que supone para la administración de caza los millones de licencia de caza que se emiten todos los años a lo largo de toda la geografía española.

El punto ecologista, desde la vertiente cinegética del cazador, es el primer conservacionista y al que más le interesa que las diversas especies cinegéticas sigan existiendo y se reproduzcan de una forma controlada (no hablaré aquí de los problemas que están generando las plagas de conejos en las cosechas de los agricultores que solicitan una y otra vez a las administraciones el control de la reproducción de estos roedores siendo los cazadores al final los únicos que ponen un pequeño freno a las invasiones de los Oryctolagus cuniculus)

En todas las modalidades existen campeonatos de caza, siendo quizás los más conocidos la copa del Rey del campeonato de galgos reuniendo todos los años a millares de aficionados que disfrutan de las carreras de galgos detrás de las rabonas asegurando la supervivencia de las mejores liebres y la depuración de la especie.

Los campeonatos de caza son regulados por organismos deportivos que disponen de reglamentos específicos que, normalmente, se editan por la RFEC. En el caso que nos acontece está absolutamente sujeto a un reglamento.

Referente a los niños, Muchos tienen a sus perritos en sus casas como uno más de la familia, cuidándolos y mimándolos diariamente, y que le han cortado la ilusión de llevar a su perrito y disfrutar con él participando y practicando el deporte de la caza, viendo a su perrito corretear, olfatear el rastro e hipar cuando sea necesario.

Y repito que es una práctica y un deporte que pasa de padres a hijos, donde le transmite unos valores, una educación, un respeto a la naturaleza y sobre todo la ilusión de un niño es lo más importante que hay”.

Este tipo de pruebas, reguladas legalmente, son muy famosas y generan una gran espectación en el mundo de la caza aunque a su vez están siendo muy perseguidas por el animalismo radical. Aquí algunas pruebas de ello:

La Fiscalía pide 18 meses de cárcel para el dueño del cachorro de podenco que atrapó un conejo en Ibercaza

Un podenquero es acusado de maltrato animal porque su perro mató dos conejos en una prueba de trabajo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *