Europa introducirá cierta flexibilidad en la gestión del lobo al sur del Duero

23 diciembre, 2016 • Información de interés

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha anunciado que la Comisión Europea va a tratar de solucionar «el problema de convivencia» del lobo al sur del Duero. Aunque las directivas europeas sobre naturaleza no se modificarán, la ministra Isabel García Tejerina ha informado a Suárez-Quiñones que desde Europa se abrirá «una vía intermedia» para intentar resolver el «problema» creado entre el sector ganadero ante los ataques de lobos al ganado.

El comisario de Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha anunciado que la Comisión Europea (CE) va a elaborar «un plan de acción» en 2017 que permitirá «introducir cierta flexibilidad» en la gestión del lobo al sur del Duero y en su convivencia con la ganadería.

Así lo ha anunciado Suárez-Quiñones en declaraciones a los medios tras la reunión que ha mantenido este jueves 22 con la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina.

«La Comisión ha hecho un ajuste de las directivas de naturaleza y ha llegado a la conclusión de que no es procedente el cambio de dichas directivas, que es lo que planteábamos, en la gestión del lobo al sur del Duero», ha dicho el consejero.

No obstante, Suárez-Quiñones ha agregado que la ministra le ha informado de que Europa va a abrir «una vía intermedia en la que la Comisión va a desarrollar ese plan de acción para solucionar el problema de convivencia entre el lobo al sur del Duero y la ganadería extensiva».

Ese plan incluirá lo que el consejero ha denominado «medidas de flexibilización en la densidad de población del lobo en determinados lugares donde por la falta de alimentación natural el lobo busca la alimentación ganadera».

Ha agregado que el último censo del lobo ibérico en Castilla y León habla de 179 manadas, lo que viene a suponer entre 1.400 y 1.500 lobos.

El consejero ha explicado que, aunque el Gobierno regional «ha introducido mejoras en el sistema de indemnización a los ganaderos para hacerlo más rápido, de casi un año a 17 días», el problema de la «mala convivencia con el lobo en perjuicio de la ganadería extensiva no puede solucionarse si no se modera la densidad de lobo en determinados lugares».

Suárez-Quiñones ha dicho que cuenta con el apoyo del Comité de las Regiones en esta petición y que asimismo va a invitar al director general de medio ambiente de la Comisión Europea a que acuda a Castilla y León a conocer de cerca el «problema» que el lobo ibérico causa a la ganadería extensiva.

Informa: agroinformacion.com

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *