Un estudio revela que el Parque Nacional de Monfragüe tiene un exceso de población de ciervos

23 octubre, 2017 • Noticias de caza

El estudio hace una valoración de los daños que los ungulados hacen sobre la vegetación y concluye que en un 62,5 % de las fincas estudiadas es «alto o muy alto».

Redacción | El 62,5 % de 15 fincas del Parque Nacional de Monfragüe presentan un daño en la vegetación alto o muy alto. La empresa Innovación en Gestión y Conservación de Ungulados S.L. (Ingulados) ha realizado un estudio sobre la capacidad de carga y presión sobre la vegetación que ejercen los ungulados en este espacio natural de Extremadura. Para ello se han realizado itinerarios en 15 fincas del interior del Parque y se ha valorado la cobertura de los distintos estratos vegetales a través de cartografía mediante la utilización de Sistemas de Información Geográfica.

Ingulados ha redactado la «Propuesta para el Plan de Acción Selectiva del Parque Nacional de Monfragüe» con algunas de las conclusiones que han obtenido de la presión que los ciervos y otros ungulados hacen de la vegetación, y por extensión se puede conocer el estado de las poblaciones de cérvidos en en Parque Nacional.

Las cifras que da la empresa Ingulados con referencia al daño en la vegetación causado por cérvidos en las 15 fincas de estudio son del 62,5 % como «alto o muy alto» y del 12 % como «moderado».

Poblaciones de ciervos

El estudio ha hecho una clasificación con cuatro categorías para definir el estado de las poblaciones de ciervos: poblaciones en estado óptimo, medio, bajo y muy bajo. Han sido confeccionadas mediante la información recogida de las monterías y acciones de control de población que se realiza en Monfragüe, valorando el grado de envejecimiento de los ciervos a través de las estructuras dentales, la feonología reproductiva, el tamaño de la cuerna y las cargas parasitarias.

Según afirma el estudio, el 72 % de las poblaciones de ciervo presentan un estado de calidad baja o muy baja y únicamente el 14% de las fincas analizadas tenían ciervos en estado óptimo. Estos porcentajes se han obtenido analizando las variables descritas.

Los autores también han establecido cuatro zonas en función de la capacidad de carga del ecosistema, el impacto sobre la vegetación generado por los ungulados y el estado y densidad de las poblaciones de ciervo presentes en las zonas a estudio.

  • Zona 1: poblaciones en equilibrio que, independientemente de si tienen densidades elevadas o no de ciervos, estas no superan la capacidad de carga del ecosistema. Observándose un impacto moderado sobre la vegetación y poblaciones de ciervo en las que los indicadores nos señalan hacia individuos en un estado óptimo, con una proporción de sexos dentro de los valores deseables (entre 1 y 1.5 hembras por cada macho).
  • Zona 2: fincas en las que la densidad de ciervos se encuentra cerca de los límites de la capacidad de carga del ecosistema. Se observa una impacto de las poblaciones de cérvidos sobre las comunidades vegetales medio y las poblaciones se mantienen en niveles aceptables de calidad.
  • Zona 3: zonas en las que la presión sobre las comunidades vegetales por parte de los ungulados es alta. Las poblaciones de ciervo muestran una calidad baja como respuesta a un medio en el que se ha superado la capacidad de carga del ecosistema.
  • Zona 4: zonas en las que se observa un fuerte impacto sobre el estrato vegetal por parte de los ungulados. Las poblaciones de ciervo muestran un claro deterioro como consecuencia de ecosistemas empobrecidos que no son capaces de soportar las densidades de ungulados presentes en las mismas.

La caza en Monfragüe

En cuanto al control poblacional del ciervo en el Parque Nacional de Monfragüe, se proponen las capturas que se consideraran beneficiosas para el medio natural dependiendo de la zona de actuación.

  • Zona 1: se capturarán un 20% de los machos disponibles y un 20% de las hembras.
  • Zona 2: se capturarán un 30% de las hembras disponibles y un 20% de los machos.
  • Zona 3: se capturarán un 30% de hembras y un 10% de machos.
  • Zona 4: se capturarán entre un 30-40% de hembras y un 10% de machos.

En la siguiente tabla se muestran las capturas propuestas. En rojo se muestran los datos de las fincas cuya densidad supera la capacidad de carga del ecosistema. En verde, aquellas fincas cuya densidad se sitúa próxima a la capacidad de carga del ecosistema. En negro, las fincas cuya densidad se sitúa por debajo de la capacidad de carga del ecosistema.

 

Jabalíes en Monfragüe

En cuanto a la población de jabalíes, durante los meses de mayo a septiembre de 2017 se han realizado capturas y marcajes de 105 jabalíes en cuatro zonas de titularidad pública de Monfragüe. El objetivo, además de tomar muestras para comprobar el estado sanitario, es muestrear los desplazamientos que hacen las poblaciones de jabalíes de las zonas públicas del Parque Nacional. Se han colocado crotales de colores a los jabalíes para su identificación.

Además, en el periodo de los mismos meses de este año se han abatido 98 jabalíes dentro del control poblacional que realiza en el Parque personal especializado.

Valoración del estado de las poblaciones de ciervo del Parque Nacional de Monfragüe

 


Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Hunter dice:

    No entiendo por qué se dan tan pocos precintos, sería el mejor método más correcto, mejor que las monterías por las que nos están criticando mucho a los cazadores, y con razón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *