Estos son los «vakamulos», los jabalíes descomunales que habitan una parte de Galicia

30 agosto, 2019 • Noticias de caza

Campos agrestes y abandonados, junto a la abundancia de recursos, hacen de la Ribeira Sacra un lugar idóneo para los jabalíes de gran porte.

Redacción | El abandono del campo y la inventiva de algunos cazadores ha dado lugar a una nueva especie en los campos españoles: el «vakamulo». Jabalíes de gran peso están protagonizando muchas de las jornadas de caza en terrenos gallegos. Los cazadores de la Ribeira Sacra, enmarcada entre los ríos Cabe, Sil y Miño, han bautizado a estas piezas de caza mayor como animales fuera de lo común.

«El abandono del medio natural provoca que sean unos animales así de grandes. Llevan muchos años campando a sus anchas por la Ribeira Sacra. De hecho, los jabalíes entran en Galicia por la cuenca del Sil», explica Senén Ramos, uno de los cazadores que integran la cuadrilla de Monteros Ribeira Sacra. «Los bautizamos como «vakamulos» porque que sean así de grandes depende de las condiciones del medio o del alimento que tienen», añade.

‘Mossy Boar Vakamulo Camo’ han llamado a esta jabalí los cazadores gallegos / Monteros Riberia Sacra

Castañas y abandono

La Ribeira Sacra es una comarca gallega que dibuja un límite natural entre las provincias de Lugo y Orense. Con una orografía abrupta, caracterizada por el encajonamiento de sus cuencas hidrográficas, esta comarca es conocida por la singularidad de sus vinos y por la alta producción de castañas en la parte orensana.

La variedad de cultivos, con árboles frutales, adorna estos terrenos, siendo esta disposición de recursos, unido al abandono del campo, es uno de los motivos que los lugareños dan a que haya jabalíes con pesos entre 150 y 200 kilogramos.

Los «vakamulos» tienen un ecosistema ideal en la Ribeira Sacra: alimento abundante y variado, tranquilidad y un terreno abrupto que los fortalece desde que nacen.

«Hay gente que ya no limpia los sotos y los jabalíes tienen ahí las castañas, perfectas para coger la grasa para tener esos cuerpos», cuenta Ramos, el cazador de la Ribeira, que dice que ahora las hembras tienen dos celos y no uno como antes.

Imagen de uno de los «vakamulos» captados con cámara trampa / Monteros Riberia Sacra.

Más superpoblación, más daños

Ramos lamenta dos hechos que atraviesa esta zona gallega: la falta de relevo generacional y el aumento de la población de lobos. Una cosa lleva a la otra, argumenta. Se ha incrementado la población de jabalíes y de otros animales salvajes como el lobo.

Los daños que el jabalí provoca en los cultivos requiere de un esfuerzo de las cuadrillas de cazadores por controlar su población. Durante las últimas cuatro temporadas de caza se ha aumentado el número de jornadas de caza. A finales de julio, la Dirección General de Patrimonio Natural de la Junta de Galicia había recibido más de 300 avisos de esta zona por daños provocados por jabalíes.

El aumento de la población de jabalíes ha hecho que se tomen medidas como la contratación de arqueros para controlar la superpoblación de ambientes urbanos. Mientras tanto, los Monteros Ribeira Sacra no dejan de subir a sus redes sociales imágenes de estos jabalíes de grandes dimensiones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *