Estado de la caza actual: muchos frentes abiertos

2 mayo, 2014 • Pluma invitada

Muy lejana queda la manifestación que en Marzo de 2008 congregó a un millón de cazadores en Madrid.  El Mundo hablaba de “Colapso de la ciudad de Madrid”.  La crisis actual estaba en sus comienzos, el gobierno era socialista y había una ministra al frente de Medio Ambiente.un millón de cazadores unidos

Seis años después, volvemos a tener una ministra al frente, aunque el gobierno es del PP.  Sin embargo, hablando con cientos de cazadores y leyendo las noticias que aparecen, aquella unión parece que era muy frágil y que en realidad lo que interesa a cada mini colectivo, es defender sus intereses particulares, no los generales.  Veamos:

1. Cañete no se ha reunido nunca con el colectivo cazador, a pesar de las reiteradas peticiones.  Su sustituta, que es un cargo técnico, más que político y era su segunda, seguira la senda marcada por él.  Es decir, dudamos mucho que se tome en cuenta a los cazadores.

2. El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en busca de financiación, lleva a cabo inspecciones en la caza para sacar a relucir mucho dinero B de la misma.  En ese afán recaudatorio, se están cebando con las rehalas no profesionales.  Si no se aclara el ministerio y se regulariza la actividad, el colectivo se puede ir al garete.

3. Mientras tanto, diferentes asociaciones de rehalas y otras asociaciones de caza, se reunen para ver que medidas tomar, pero no se toma ninguna medida en concreto.  Solo comunicados que de momento, no tienen respuesta.

4. La federación nacional, peleada desde sus últimas elecciones con otras federaciones territoriales, esta más pendiente de eso que de la caza.

5. El perdigón sin plomo, una idea a priori buena, sirve de elemento de lucha entre los defensores del mismo, digase la federación nacional y los enemigos de esta última.

6. Escandalos en algunas federaciones autonómicas, como la vasca o la gallega,  en los que nadie dimite.

7. Burla dantesca de un programa de televisión sobre la caza.  Se monta un gran revuelo en redes sociales.  Sin embargo, la federación organiza una movilización y esta no se viraliza en las mismas redes.

8. Los ecologistas empiezan a comprar permisos de caza, como en la Culebra.  ¿Qué repercusiones puede tener esto?

9. Se firma un protocolo para estudiar durante un año como generar una licencia interautonómica en 5 comunidades.  ¿Qué pasa con el resto?

10. Mientras los grupos ecologistas, independientemente de lo que defiendan, tienen un mensaje común: ¡NO A LA CAZA!, los cazadores nos peleamos entre nosotros por casi todo: que si política, que si lucha de clases, que si defiendo a mi federación y no a otra, etc.

Desde nuestro punto de vista, los cazadores españoles estamos perdiendo una magnífica oportunidad de cohesionarnos y hacer un frente común en defensa de la caza.

Creemos que faltan líderes carismáticos que sean capaces de ver más allá de sus intereses propios y tengan una visión general de la caza.

Nos da envidia recordar que en Francia existe un partido político que representa a los cazadores de aquel país.  Eso, a día de hoy, es imposible en España.

A nosotros nos gustaría que se creara un ente común para:

1. analizar en orden de prioridad, los problemas de la caza

2. aportar un plan de soluciones

3. aglutinar a todos los cazadores sin necesidad de partidismo o intereses

¿Es posible en la realidad cinegética actual?



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *