Escopetas superpuestas

Las escopetas superpuestas surgieron al superponer los cañones, hasta entonces, yuxtapuestos, el uno sobre el otro. Desde sus orígenes se enclavaron como unas escopetas totalmente válidas para la caza, pero exquisitas y sin competidor para el tiro deportivo.

Aunque la mayoría de los fabricantes adaptan sus escopetas sacando modelos especiales para tiro deportivo y otros para caza, hay armas que se han ganado un renombre en competición, como es el caso de las escopetas Perazzi, las escopetas Miroku o las escopetas Beretta.

De fabricación nacional tenemos, entre otras, las escopetas Lanber y las escopetas Laurona, muy habituales dentro del panorama castellano; y las escopetas Kemen que junto a las escopetas Aya, están fabricadas a mano y gozan de una tremenda calidad.



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *