Voces de caza

Entrevista al cazador Javier Robles Chocano

31 julio, 2012 • Entrevistas, Sin categoría

Javier, es Ingeniero técnico agrícola, enólogo y gestor cinegético que reside en Yecla (Murcia) con más de 20 años en la caza.  Esta es su historia:

¿Qué modalidad de caza practicas? Siempre que me resulta posible intento practicar la caza mayor, y en abierto. La espera y el rececho son las modalidades que más me gustan, quizás por el hecho de tener la percepción de que se trata de un mano a mano entre la pieza y el cazador.

La espera como yo la entiendo requiere su tiempo de preparación, la elección de la ubicación para realizar el aguardo, tomar la decisión del mejor momento para hacerlo, saber leer el monte,… en fin, supone toda una serie de factores y condicionantes que a pesar de que uno crea que lo tiene todo más o menos bajo cierto control, siempre está sujeto al capricho y el oportunismo de una especie que es sencillamente inigualable.

Condevito en Cazaworld¡Qué decir del rececho! Para mí un buen rececho es equiparable a un buen aguardo. En la caza uno siempre está sujeto al factor suerte y al oportunismo del momento, pero al igual que ocurre con la espera nocturna, el rececho muchas exige sacar lo mejor de uno mismo, sobre todo en los casos en que uno mismo es quien tiene que salir al monte en busca de la codiciada pieza sin la compañía y ayuda de un profesional.

No quisiera olvidarme de nuestra comercializada montería. Sin duda alguna, es la modalidad estrella de nuestra geografía. Lástima que se encuentre tan comercializada, más que por el fondo (que es hasta comprensible), por las formas en que se está haciendo. Cada nueva temporada montera supone la renovación de nuestras ilusiones por disfrutar de buenos lances, pero con el avance de la misma las ilusiones se van transformando generalmente en disgustos. Disgustos que en la mayoría de las ocasiones no provienen de la caza en sí, sino de toda la porquería que puede llegar a rodearla. Pero en fin, este tema nos daría para escribir un libro.

Me quedo con todas y cada una de las modalidades, con todos sus lances, con los días de infortunio y sobre todo, con las buenas amistades que nos acompañan en todos estos días de caza.

La caza menor me gusta pero prefiero ir de acompañante y pasar una buena jornada haciendo las veces de secretario. Disfruto como el que más viendo la caza desde la barrera y saliendo en busca de esa pieza recién abatida.

¿En qué zonas cazas? Habitualmente cerca de casa. Siempre trato de compaginar entre el conocer sitios nuevos y regresar a los que ya conozco. He solido montear por la zona de Ciudad Real y sur de Toledo hasta hace pocos años, aunque en las últimas temporadas, debido al cambio de residencia, he casi dejado los cazaderos manchegos para convivir con los levantinos. En las dos últimas temporadas he tenido la gran suerte de poder asistir y conocer la montería andaluza por tierras de La Carolina, y la montería extremeña de las zonas de Aliseda y Alburquerque. Todas ellas son algo diferentes, pero igual de emocionantes.

Arma de caza: FN Browning, calibre 30.06. ¿Porqué la tienes? En su día pensé que era un arma bastante polivalente para las modalidades de caza que practico. Y hasta la fecha no me ha defraudado, sino más bien todo lo contrario. Es bastante fiable. Cuando yerro un disparo nunca es debido al arma, sino a lo maleta que soy.

Quizás pueda resultar un arma algo pesada para recechar, pero es cuestión de “hacerse al arma” y sentirse a gusto con lo que se tiene.

Años en la caza: Más de veinte años, aunque no podría precisar una fecha exacta. Tampoco es algo relevante ni por llevar mucho tiempo cazando significa que se sea mejor cazador. Uno es o se convierte en el cazador que es no por el tiempo que se lleve cazando, sino por lo que se aprende a lo largo de esos años.

¿Cómo te iniciaste en la caza? Saliendo con mis primos con la plomera y las ballestas cuando éramos unos ñacos. Afición que se ha ido fortaleciendo con el paso de los años gracias a mi tío Antonio, mis primos Toño y David, pero sobre todo, gracias a mi maestro y buen amigo El Marqués.

¿Tienes perro de caza? Si, tengo uno, un braco de Weimar, pero lo que se dice cazar cazar, no caza. Mejor dicho, no lo tenemos para cazar sino como mascota, o bueno, es uno más de la familia. Es un perro que bien enseñado seguro que sería un grandísimo perro de caza. Es todo pundonor y pasión. Tiene un olfato espectacular.

Condevito en Cazaworld¿Puedes contarnos el momento más emocionante que has vivido en la caza?

Puedo contaros todos los que queráis porque la caza es emoción. Recuerdo especialmente mi primer venado, cobrado en la finca Tapuelas, de rodillas en el borde del cortadero esperando a que cumpliera la res. Mi primer marrano en Los Castaños, o el rebeco de Mampodre. Menuda aventura con mi primo David. De mi primer  corzo también guardo un especial recuerdo. Fue en La Rioja, cuando la reserva de Cameros todavía era el paraíso de los corzos. Después han venido otros tantos lances a venados, cochinos y corzos que he disfrutado también muchísimo. Me encanta recordar el macho de arruí que cobré en Jijona con mi buen amigo Javier. Una experiencia irrepetible.

¿Qué sueño te gustaría cumplir en el mundo de la caza?

Muchos, aunque dadas las circunstancias, el hecho de salir al monte ya es un sueño para mí. Reconozco que me complacería compartir jornadas de caza con personalidades como su Majestad el Rey Don Juan Carlos, Don Ricardo Ayala, el Marqués de Valdueza, … o acompañar a ilustres rehaleros como Perico Castejón, Pepe Pelargón, Ana Marmolejo, además de otros tantos que en estas breves líneas me es imposible enumerar. Me encantaría conocer fincas emblemáticas como el Monte del Pardo, Quintos de Mora, La Garganta, Robledillos, Sardina, La Alameda, El Castañar, El Avellanar, Navamartina, y tantas y tantas fincas que por desgracia no están a nuestro alcance.

A nivel nacional, no me gustaría morirme sin tener oportunidad de cobrar un macho montés, que a día de hoy todavía no se ha presentado esa oportunidad. Cobrar el marrano de mi vida es otro de mis sueños, aunque paradójicamente, no me quita el sueño.

A nivel internacional, me llama mucho la atención la caza de alta montaña tras los carneros (Markor, Marco Polo, Dall, arruí, Tur). Ojalá algún día puede ir en busca de alguno de ellos. De África me gustaría cazar el Bongo y algún faco.

Condevito en Cazaworld¿Qué harías tu para mantener la caza entre la juventud? Apoyar incondicionalmente y colaborar con aquellos que trabajan por esta causa, llámese Juvenex entre otros.

Los ecologistas siempre están cargando contra la práctica de la caza.  Imagínate que tienes a uno delante, ¿qué le dirías para defender la caza? Dependería de la situación y del contexto en el que nos encontráramos, así como de la persona a quien me tuviera que dirigir.

¿Algo más que nos quieras contar? Agradeceros muy sinceramente vuestro interés hacia mi persona y animaros a seguir trabajando en la línea en la que venís haciendo.

Saludos y buena caza.

JAVIER ROBLES CHOCANO



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *