Voces de caza

Entrevista al cazador Javier Cordero

2 agosto, 2012 • Entrevistas, Sin categoría

Un profesional de la seguridad privada, Javier Cordero Martin, que vive entre Salamanca capital y Cabrerizos y que vive la caza desde siempre.  Estas son sus respuestas:

¿Qué modalidad de caza practicas? En caza menor: la caza en mano con perro (mi favorita) y las migratorias en media veda. En caza mayor: la montería, aunque me atraen bastante el rececho y el aguardo.

¿En que zonas cazas? La menor la practico en mi coto de todo la vida, en Peñausende (Zamora). La mayor la practico principalmente en Extremadura, aunque siempre sin olvidar las monterías de mi coto y alguna con la familia en su coto de Las Arribes. He de confesar que soy bastante agradecido con las invitaciones, no me pierdo una, no importa que sea a conejos, liebres o cochinos.

Armas de caza: Escopetas (2): Lanber y Alycon. Rifle (1): Remington.

¿Porqué las tienes?  La primera me la compre con 18 años con mis ahorros, es una superpuesta y nos “entendemos´´ bastante bien.  La segunda, la Alycon, es una paralela del cal. 16, heredada de mi tío, el cual hizo lo mismo de su padre, mi abuelo, por lo que le tengo un gran cariño; cace con ella en mis inicios, con catorce años. El rifle me lo regalo mi padre hace ya unos cuantos años, aunque esta nuevecito. Desde que comencé en serio a practicar la caza mayor, la montería más concretamente, siempre me acompaña y me ha dado unas cuantas alegrías.

Años en la caza: En mi familia, tanto por parte materna como por parte paterna, siempre ha habido una gran afición por la naturaleza y la caza, por lo que ¿la caza en mi vida? Desde siempre.

Javier Cordero

¿Cómo te iniciaste en la caza? Lo primero que recuerdo son las noches sin dormir escuchando a mi padre preparándose para salir de caza y esperando su vuelta al anochecer. Mis primeros pinitos fueron con una Norica del 4,5 tras los gorriones o “pardales´´ y de ahí ya todo vino rodado.

¿Tienes perro de caza? Si, hoy día 6.  La raza principal en mis perreras es el podenco, a día de hoy complementada con una Foxterrier y una Beagle.

¿Puedes contarnos el momento más emocionante que has vivido en la caza? Por suerte son ya unos cuantos los momentos vividos, pero como el mas emocionante erigiría sin duda el vivido hace ya ocho o diez años en una batida al lobo celebrada en un pueblo del entorno o comarca del mío. El campo estaba empapado por la lluvia de la noche anterior. Mi puesto en una gran vaguada salpicada de grandes encinas, en el puesto anterior mi padre junto a una choza de las utilizadas por los pastores en otros tiempos. Ambos lugares muy querenciosos para los “patas pardas´´.  A media mañana y acercándose las voces de los batidores, tres detonaciones que salieron del arma de mi padre me sacaron de esa calma tensa que se vive en el puesto para hacerme entrar en un estado de nervios tal que me temblaba todo el cuerpo y me impedía hasta el respirar, tras once años ya practicando la caza nunca jamás sentí algo semejante. Tras el familiar silbido de mi padre marcándome la entrada de la pieza apareció imponente la figura de una loba enorme y oscura. Era un animal increíble, que desprendía algo especial, algo que hacia imposible el poder apartar la mirada o levantar y encarar el arma. Aun no se como pero fui capaz de encarar y disparar, un solo tiro, el cual impactó sobre los cuartos traseros del animal, cayendo sobre estos y aunque la inercia de la carrera le llevo a continuar unos pocos metros hasta una zona de matorral su vida acabo quedando allí.

¿Qué sueño te gustaría cumplir en el mundo de la caza? Ni lances ni trofeos, mi sueño seria el poder compartir e inculcar mi pasión a mis futuros hijos/as.

¿Qué harías tu para mantener la caza entre la juventud? Cada vez es más difícil el ver a chavales acompañando a sus padres de caza; unos dicen que si las videoconsolas, otros que si los jóvenes ya no quieren ir a los pueblos…  A mi entender esta es la forma ideal de continuar con esta actividad, transmitirla de padres a hijos.

Los ecologistas siempre están cargando contra la practica de la caza.  Imagínate que tienes a uno delante, ¿qué le dirías para defender la caza? Que se hace mas por la naturaleza estando en el campo, pisando el barro y pinchándose con las zarzas que desde un despacho o un camping.  Y que defender a los animales no es ni ponerse a tocar la flauta rodeados de cuatro perros desnutridos ni pintarse de rojo y gritar chorradas.

Javier Cordero

¿Algo más que nos quieras contar? Poco mas, que disfrutemos de nuestra pasión y que en la medida que cada uno pueda luche por esta actividad.



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *