Voces de caza

Entrevista al cazador Germán Hernández

3 septiembre, 2012 • Entrevistas

El Chacinero Germán Hernández González, desde Peñaranda de Bracamonte( Salamanca) y que lleva toda la vida en la caza, nos cuenta su magnífica historia.

¿Qué modalidad de caza practicas?

Caza en mano y Monterías.

¿En que zonas cazas?

Zona de Sierra de Francia (Salamanca).

Armas de caza: Escopeta repetidora FN y Rifle Browning  Bar  Zenith 9,3x 62.  Tuve una superpuesta antes pero un amigo la compró y me gustó, pero siempre me dijeron que era muy buena marca y la compré.  Yo cazo el jabalí y necesitaba más capacidad de disparos, ahora tengo un rifle como veis también FN.  Tenía un Brno de cerrojo pero me resultaba complicado repetir más de un disparo en los cortaderos y cambié al semiautomático más apropiado y me van muy bien así que no cambio.

Germán Hernández

Años en la caza: 30 años.

¿Cómo te iniciaste en la caza?

Con un amigo que su padre era cazador y salíamos con él  hasta que tuvimos los 18 años y compramos una escopeta.

¿Tienes perro de caza?

Sí, en estos momentos tengo unos 22.

Tengo cinco podencos campaneros, muy buenos para levantar los cochinos, con mucha nariz y buenos seguidores. Dos dogos argentinos, perros con una fuerza impresionante y valientes si un cochino se acula y no rompe, imprescindibles en una rehala como apoyo a los demás.  Otros  cinco cruzados de mastín con podenco, perros con mucho aguante y mucha fuerza. Un podenco portugués y un cruzado de podenco con oso de carelia, mis perros punteros, dos grifones leonados de Betange muy buenos en el rastro, cinco Beagle  y un maneto para el conejo perros infatigables y muy buenos zarceros.

En cuánto a los nombres de los perros, los podencos se llaman Farina, Chanquete, Cordobés, Curioso, Trueno; Chato y Simba, los dogos; los cruzados de mastín con podenco, Concha, Fuentes, Galute, Kira y Abuelo; el podenco portugués, Agustín y el cruzado con oso de carelia, Beethoven. Los grifones son Pequeño y Xena, el maneto Chisca y los Beagle Blanquita, Tito, Cherry, Gordo y Pirri.

¿Puedes contarnos el momento más emocionante que has vivido en la caza?

He vivido muchos pero como más emocionante fue monteando en la zona de Ciudad Rodrigo, en Valdecarpinteros,  al principio de empezar a montear y en una mancha muy cochinera.  Yo tenía perros de la rehala de Juan de Dios Olias Rubio, ocho podencos muy picados a los guarros que le había comprado hacia dos años, más otros ocho de una rehala de un amigo de las Navas de la Concepción(Sevilla) también muy picados y después de casi terminada la montería, cuando íbamos de regreso al camión me faltaban cuatro perros de los de Juan de Dios, y le comenté a mi compañero: ¿no los has visto?, a lo que me responde: “no, salieron con una ladra en el repetidor y no han vuelto”.

Es que faltan cuatro, le comenté, “el curioso”, “el cordobés”, “el trueno” y “el Farina”. “Bueno, ya vendrán”, dijo mi compañero.  Cuando pasada casi media hora le dije: “espérate aquí por si vienen y si llegan, me avisas por la emisora”.  Casi llegando donde me dijo mi compañero que los había visto, oigo que laten a parao, estaban en un regato en medio de un zarzal. Cuando llegué tenían un cochino enorme y no se atrevían a cogerlo, los perros estaban tan cansados que no se hacían con él.

Yo los animé y lo movieron, pero cuando intentó salir por donde yo estaba vi que era imposible, era un berraco impresionante y si no hacía algo me podía matar a los cuatro perros.  Entonces llamé a mi compañero y le dije: “baja los cuatro de agarre y tráelos ya,que nos quedamos sin perros”.  Eran dos dogos y dos alanos.

Llegado mi compañero, el cochino estaba también cansado de la brega que había tenido con los otros perros, soltamos los de agarre y no tardaron en cogerlo,  yo había rematado ya algunos, pero guarros pequeños, y ¿quién entraba viendo que los perros aguantarían poco?.

Me hice el valiente y  entré pues sabiendo que tenía cuatro seguros de vida allí agarrados a él, y de un par de cuchilladas detrás de la espaldera noté que perdía fuerza y se quedaba. Cuando lo sacamos vimos que podía pesar mas de cien kilos y así fue, fueron 133 kilos. Creo que ha sido un momento muy especial, conseguir un cochino así y cogido por los perros esos que nunca me fallaron y lo dieron todo, sirva de homenaje para ellos. Tengo disecada la cabeza de aquel impresionante cochino como recuerdo.

¿Qué sueño te gustaría cumplir en el mundo de la caza?

Quizá uno de mis sueños por cumplir es participar en un safari y poder llegar a cazar un búfalo.  A lo largo de mi experiencia como perrero también me hubiera gustado montear con el maestro “Perico”, antiguo perrero del Marqués de Valdueza.

¿Qué harías tu para mantener la caza entre la juventud?

Inculcarle sobre todo que es un deporte muy digno como otro cualquiera y necesario para la supervivencia de toda la fauna, pero no es matar por matar sino para conservar. Nosotros en nuestra sociedad hay ocho chavales que han comenzado a cazar hace dos temporadas y están aprendiendo muy deprisa, pero se quejan de lo caro que les resulta sobre todo las dichosas licencias ya que hay algunos que son de otras comunidades  y hay una diferencia exagerada a la hora de adquirirla y no pueden sacarla más que en una por su presupuesto.

Los ecologistas siempre están cargando contra la práctica de la caza.  Imagínate que tienes a uno delante, ¿qué le dirías para defender la caza?

Que son unos parásitos como hay tantos en este país ,que cojan una desbrozadora y se dediquen a limpiar el monte que ayudarían más a la naturaleza, que ya está bien de tanta obsesión con la caza que los demás no nos metemos con sus aficiones, que a lo mejor son mas vergonzosas e indignas que ser cazador y que vayan a mandar a su casa y nos dejen en paz.

¿Algo más que nos quieras contar?

Que estoy orgulloso de ser cazador y que lo seguiré siendo hasta que esta gentuza nos dejen. Seguiré luchando por algo que es nuestro, mi hijo también caza y mis hermanos, y ni estos parásitos ni otros como éstos van a poder con la caza. Gracias por el foro que tenemos donde podemos exponer lo que sentimos sin ser censuradas nuestras ideas, siempre con respeto hacia los demás. Un saludo.



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *