Voces de caza

Entrevista al cazador Antonio Martinez

17 agosto, 2012 • Entrevistas, Sin categoría

Nos cuenta su historia, Antonio Martínez De Marco, estudiante de 3º de Magisterio y que vive en Cuenca.  Lleva poco tiempo cazando pero toda la vida en la caza.

¿Qué modalidad de caza practicas?

De Caza Menor toda, aunque lo que más me gusta es la codorniz en la media Veda y la perdiz y conejo en la otra veda. Y de Caza Mayor, me gustan mucho las esperas, monterías, pero sobre todo los recechos de Corzo.

¿En qué zonas cazas?

La Caza Menor estoy en dos pueblos: Villarejo Sobrehuerta y Mariana, siendo el primero donde he disfrutado más momentos. Y la Caza Mayor: el rececho del Corzo en Villarejo Sobrehuerta y las esperas y monterías me invita Juan, un compañero de mi padre de vez en cuando a sus pueblos, porque en los cotos donde estoy para la menor, no hay apenas cochinos.

Armas de caza: para la menor, tengo una Sarasqueta superpuesta. Y para la mayor, suelo tener un Browning 30-06 de mi padre, o su compañero (Juan) me deja un Browning 300 suyo cuando nos juntamos los tres para cazar.

¿Por qué las tienes? La Sarasqueta superpuesta la tenía mi padre sin usar desde que se compro una repetidora. Y aunque hay varias escopetas que heredó de mi abuelo, la superpuesta es la que decidí probar y con ella pase el examen de tiro y ya me hice a ella y ella a mí.

Años en la caza: Pues tengo 20, pero empecé a cazar desde los 17

¿Cómo te iniciaste en la caza?

Los primeros pasos, los di cuando tenía unos 8 años. A mí nunca me dijeron que si quería acompañarles porque era muy pequeño aun, pero eso me daba igual. Fui yo quién le dije a mi padre y a mi abuelo que los quería acompañar a ellos y a un tío de mi padre, una tarde a cazar perdices y conejos a su pueblo. Y no se me va a olvidar jamás esa tarde, aunque era tan pequeño que no tengo muchos recuerdos en el campo, pero si antes de ir de caza y cuando llegamos a casa a enseñar cómo se dio la jornada. Y a mi primera montería fui con 10 años. Y ya todos los días iba de morralero con mi padre hasta que con 17 me saque la licencia.

¿Tienes perro de caza? Sí. Tengo un Spanier Bretón que tiene un añito y medio y que caza de campeonato, la pena no le he matado mucha caza porque no hay la cantidad de piezas que me gustaría matarle, pero apunta muy alto este perro. Se llama “PEQUE” porque el primer perro que tuvo mi padre cuando era pequeño se llamaba así, y como es mi primer perro, como muestra de agradecimiento a mi padre por todos esos momentos de caza juntos, pues le puse el nombre de su primer perro, cosa que a él le hizo muchísima ilusión.

Antonio Martinez

¿Puedes contarnos el momento más emocionante que has vivido en la caza?

Hace un año y dos meses que iba de caza al corzo con mi padre y mi hermano.  Solo llevaba arma yo, asi que mi padre decidió traerse también a mi perro porque le venía bien de cara a la media veda.  Ningún dia de los que había ido antes al corzo lo había visto, pues ese dia con casi la familia al completo lo vimos.  En el momento del lance todos nos quedamos quietos para no espantarlo, pero mi perro no paraba de correr a nuestro alrededor, mientras mi hermano me voceaba para que disparara rápido y que no se fuera, mientras mi padre me hablaba también para decirle que le mirara bien los cuernos.  Yo preguntando que donde estaba el perro para que no lo espantara… vamos como una reunión de amigos que no paran de hablar.  Finalmente le tire y lo abatí en el primer disparo a unos 120 metros.  Y se trataba de un corzo bastante bueno, como era mi primer corzo, y los primeros días que sacaba al perro al campo, jamás se me olvidara ese momento de tertulia con el perro correteando a nuestro alrededor mientras tenía en la cruceta ese corzo.

¿Qué sueño te gustaría cumplir en el mundo de la caza?

Aun tengo 20 años y solo llevo 3 como cazador, así que tengo miles de sueños por cumplir. Pero tengo que destacar dos: el primero es claro, poder disfrutar muchísimo con mi perro y mi padre de muchos lances y tardes maravillosas de caza. Y el segundo, es un sueño que llevo teniendo desde hace tiempo, me gustaría conocer a Ismael Tragacete, poder cambiar unas palabras con él, unas risas, algunos lances… me parece un ejemplo a seguir no solo como cazador, que como cazador no hay duda de su magia, sino también como una maravillosa persona.

¿Qué harías tu para mantener la caza entre la juventud?

Es una muy buena pregunta. Creo que debería haber muchas escuelas de jóvenes cazadores, pero también creo que debe ser el propio joven quien se interese por ella, y gracias a esa escuela, enseñarle todo sobre lo cinegético, sobretodo hablando de cómo se cuida el campo para poder disfrutarlo y para que puedan conocer todas las especies de caza.

Los ecologistas siempre están cargando contra la práctica de la caza.  Imagínate que tienes a uno delante, ¿qué le dirías para defender la caza?

Tengo muchas preguntas para ellos. No entiendo sus críticas, porque el primer interesado en cuidar los animales, el terreno… es el cazador, para que pueda disfrutar de la caza y los animales muchos años. Me gustaría sobretodo, que me dijeran de dónde sacan los datos, porque jamás he visto a un ecologista en los terrenos de mis cotos de caza haciendo pruebas o test a ver si pasan muchos animales o no. No entiendo cómo pueden pensar que conocen mejor el campo los animales que hay en mis cotos mejor que los propios cazadores, simplemente basándose en datos sin sentido que no sabe nadie de dónde sacan, mientras que nosotros pasamos muchos días antes, durante, y después de las vedas y días de caza examinando el terreno para ver el ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Cuántos? Cazarlo.

¿Algo más que nos quieras contar?

Simplemente dar un consejo a todos esos cazadores, no solo jóvenes, que es el mismo que me daba mi padre y mi abuelo a mí: pase lo que pase un dia de caza, pesca… veas muchos animales, pocos, ningunos…tienes que acabar el dia contento, porque siempre ocurre algo que hace que esas horas, que mucha gente piensa que son perdidas, hayan servido para algo a pesar de estar 5 horas esperando un jabalí, corzo…que no ha dado ninguna señal.  Solo así es como se disfruta plenamente de la caza y del mundo cinegético. Ahora, lo primero es lo primero y hay que hablar de estar siempre seguro de donde tiras, que si no tiras a una pieza, hay muchas más y muchos días para volver a tirarle y lo primero son tus perros y tus acompañantes.



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *