Voces de caza

Entrevista a Miguel Ángel Ambrosio

5 mayo, 2011 • Entrevistas, Sin categoría

Esta semana entrevistamos a Miguel Ángel Ambrosio, periodista, escritor y guionista de televisión. Nació en Bilbao en el año 1973 y con el paso de los años se formó como periodista, lo que le ha permitido trabajar para las cadenas Telecinco, Antena 3, La Sexta, TVE o Euskal Telebista.

La falta de profundizar o ir más allá en su trabajo como periodista, ha hecho que rellenase ese vacío escribiendo relatos, siendo Cartucho su primera novela.

-¿Cómo presentaría su novela?

“Cartucho” es una novela rural ambientada en el mundo de la caza furtiva. La trama gira en torno a la turbia relación entre un cazador furtivo y un guarda de montes.

Ambos, que fueron amigos inseparables de jóvenes, en la actualidad son enemigos irreconciliables por unos hechos que les separaron hace años. Pero se encontrarán con una situación que podría ser trágica y que, evidentemente, no puedo adelantar. Lo que sí puedo adelantar es que la novela comienza con un asesinato a cuchillo. Pero lo que el lector no sabrá hasta que pase una gran parte de la novela es quién es el asesino, quién es el asesinado y cuáles son las causas y las consecuencias de ese crimen. Para descubrir esa incógnita el lector recorrerá una trama que se desarrolla en el presente y otra que transcurre a lo largo de cincuenta años. Y en ese viaje en el tiempo aparecen desde el dictador Franco cazando de un modo bastante torpe hasta distintos protagonistas que vivirán escenas de caza y de pesca. Algunas serán legales y otras furtivas. Y otras pueden ser mortales. No sólo para las fieras.

-¿Qué le ha llevado a escribir una novela sobre caza?

La caza es un mundo poco conocido para quienes no lo viven en primera persona. Y en concreto la caza furtiva es un mundo comprometido, polémico. Obviamente, la mayoría del mundo cinegético censura al furtivo. Pero el furtivo existe, eso no se puede negar. Yo, en “Cartucho”, he querido mostrar ese mundo desde la ficción de una novela. Pero lo que no he hecho es posicionarme. Eso lo dejo para el lector, que tenga el conocimiento necesario para que elija qué quiere censurar y qué quiere ensalzar. Otra razón para ambientar “Cartucho” en el mundo de la caza es que yo lo veo como un peligroso juego en el que hay tres jugadores. El guarda de montes, el cazador y la fiera. Depende del terreno de juego que les imponga la madre naturaleza, cualquiera de los tres puede ser el cazador o la presa.

-Sabemos que usted no es cazador ¿Cómo conoce desde cerca este mundo?

Conozco el mundo de la caza y, sobre todo, el mundo rural porque mi familia procede de ahí. En concreto mi madre es de Cuénabres, una preciosa aldea de la montaña de León. En ese pueblo, desde niño, aprendí todo lo que sé del mundo agrario. Lo duro que es, el instinto de supervivencia que tiene el ganadero, el agricultor, el cazador. Y hace ya tiempo llegué a una conclusión. Que los que vivimos en la ciudad, como yo en Bilbao, cada vez somos más ignorantes de lo que pasa en pequeñas aldeas. Creía necesario hacer lo que estuviera en mi mano para que ese mundo no se quedara en el olvido. Y hablando de montaña, es imposible no hablar de caza. La mayoría de los ganaderos son o han sido cazadores. Bien en cacerías legales de rebecos, corzos o jabalís. O bien en aventuras furtivas. Yo he tenido la oportunidad de vivir esas experiencias y quería compartir ese mundo con los lectores de “Cartucho”. Hasta ahora puedo decir con orgullo que varios cazadores que han leído la novela me han felicitado.

-¿Es su primer libro o ha cosechado otras publicaciones? ¿Tiene pensado, tras la publicación de Cartucho, continuar escribiendo sobre caza?

Es mi primera novela publicada. Y sí, me gustaría volver a escribir sobre el mundo de la caza. Pero no en breve.

“Cartucho” me ha absorbido tanto durante el proceso de escritura que prefiero dejar a un lado esa temática durante una temporada. Pero estoy seguro de que ese mundo volverá. No sé cuándo pero volverá porque todavía me quedan historias sobre caza de las que escribir.

 




Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *