Voces de caza

Entrevista a Juanjo Fernández, organizador de la Feria de Caza y Campo de Madrid

1 junio, 2014 • Entrevistas

Como ya venimos informando desde hace semanas, el próximo día 20 comienza una nueva feria de caza en Madrid.  Pensamos que era una buena idea entrevistar al organizador de la misma, Juanjo Fernández, con muchos años de experiencia en la creación de eventos.  Aquí están sus palabras:

Juanjo Fernández

La feria de caza y campo de Madrid, ¿con qué filosofía nace?

Es un hecho constatado que la práctica de actividades al aire libre ha alcanzado una popularidad inusitada en esta última década, propiciada sin duda por el entorno natural rico, y muy diverso,  que configura el territorio de nuestro país.  Esta tendencia social a disfrutar de nuevas experiencias de ocio en contacto con la naturaleza, se suma con fuerza propia a otras tradiciones arraigadas en nuestro acervo cultural a lo largo de la historia, como la caza, la cetrería o la pesca deportiva.

En este contexto, nace CAZA Y CAMPO – Madrid con el objetivo de ser punto de encuentro y vínculo de unión de todas estas tendencias, con una feria capaz de reunir todos estos sectores, mostrando todo su atractivo y las novedades de última “hornada” de todas estas actividades practicadas en campo abierto.

Muchos cazadores aplaudieron la fusión de FICAAR y Venatoria en una sola feria, ¿qué ofrece diferente esta nueva feria? 

Bajo el eslogan “Un soplo de brisa fresca llega a la capital, “CAZA Y CAMPO – Madrid se configura como un modelo diferente de feria que acerca el campo a la ciudad, dando cabida a sectores de plena actualidad.

Tanto el sector cinegético como el armero o la pesca de rio, estarán presentes en la muestra junto a otros campos propios de las actividades al aire libre, como el sector canino, la equitación, golf, óptica, artesanía popular, el automóvil TBT, la gastronomía, rutas turísticas, pintura o huertos urbanos entre otros.

Se trata de un certamen con espacios abiertos y cubiertos, en los que el visitante no solo encontrará una oferta comercial diversa, sino también un sinfín de actividades en las que puede disfrutar como mero espectador o participante.

En definitiva, un magnífico escenario con parking propio, rodeado de un entorno natural, la Casa de Campo, principal pulmón de Madrid y paraje natural de gran belleza, acorde con la imagen que la Feria quiere transmitir al visitante.

¿Por qué se hace en junio?

Es obvio que las peculiaridades de esta feria, condicionan las fechas adecuadas del calendario, para su celebración, si se pretende que la climatología sea propicia. Esta condición nos llevó a elegir, en principio, entre finales de mayo a finales de septiembre, evitando lógicamente los meses de más calor de julio y agosto.

Quizá la fecha más apropiada, por aquello de que la temporada de caza está más encima, fuera hacia el 15 de septiembre, pero la cantidad de ferias de caza y pesca que, incluso coinciden en el calendario de este mes, nos llevó finalmente a desechar esta opción.

Sobre la posibilidad de hacerlo a finales de mayo, llegamos a la conclusión de que era ciertamente arriesgado, las primaveras en Madrid no suelen ser regulares. Ya lo dice el refranero español, “hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo”. Así que nos situamos a mediados de junio, días 20, 21 y 22, dando tiempo a que lleguen a España las novedades presentadas en Alemania y se pueden ver y probar.

¿Qué diferencia a esta feria de otras ferias de caza?

Es importante aclarar que ésta no es otra feria de caza. El que ésta esté considerada como parte de un conjunto de sectores afines al medio- en común- en que se desarrollan o practican, no conlleva la etiqueta de feria de caza.  Ha sido, precisamente, la proliferación de ferias sectoriales de carácter anual, en su mayoría reiterativas, lo que nos ha movido a buscar un concepto de certamen original, tanto en su presentación como en su contenido.

El objetivo marcado no es otro que el de mostrar un diferente concepto de feria, que alcance un posicionamiento sólido, y sea cita anual de cualquier actividad de ocio posible en plena naturaleza, presentando las novedades y tendencias del mercado, y los destinos más sugerentes del momento.

En definitiva, conferir a Caza y Campo- Madrid un carácter propio, con una oferta variada, atractiva y con cabida tanto para el profesional como para el aficionado.

Hemos apostado por un proyecto nuevo, diferente, sobre un original escenario seleccionado a medida de las actividades de nuevo cuño, desarrolladas en torno a un común denominador: el campo y el aire libre. 

Ser cazador.

¿Cuáles son las expectativas de asistencia de público? 

No soy partidario de crear expectación previa a cualquier celebración, obra o espectáculo. Prefiero ceñirme a una presentación que motive al potencial asistente a acudir a la feria. En anteriores eventos, que durante 10 años dirigí en este escenario, hemos acertado siempre en atraer un gran número  de asistentes. Aplicando el mismo plan de promoción para atraer al público a este mismo recinto, y una tarifa tan ajustada para la entrada, debe traducirse en una respuesta muy positiva. 

Para un cazador que esté indeciso, ¿qué le diría para que vaya a ver la feria?

No espere a que se lo cuenten. Si deja pasar esta oportunidad habrá de esperar  otro año más para disfrutar de una feria de gran calado; un concepto de certamen diferente, tanto en su presentación como en su contenido, en la que se encontrará en su salsa, no solo por el abanico de ofertas disponibles, con las últimas tendencias del mercado y los destinos más sugerentes del momento, sino también por un sinfín de actividades de ocio, en las que, como mero espectador o partícipe, encontrará una escenografía amplia y variada, de gran atractivo tanto para el profesional como para los aficionados. 

Otras ferias reciben críticas por el precio de la entrada, ¿qué precio va a tener esta feria de caza y campo? 

Desde el inicio de la configuración del proyecto, hace ahora 2 años, teníamos claro que el presupuesto de su realización, había de ajustarse a las difíciles condiciones económicas en las que nos encontramos, de ahí que estemos satisfechos de poder ofrecer unos precios muy asequibles, tanto de las entradas del público, de 6 €, como del metro cuadrado de stand, de 80 € el más caro. Y los niños de menos de 8 años no pagan. Y todo ello en un enclave natural único, a 5 minutos de la Plaza de España y boca de metro (Lago) a escasos metros.   

En la feria, va a haber una gran apuesta por el perro de caza, ¿es imprescindible tener perros de caza para que una feria tenga éxito? 

Siempre se ha dicho, hablando de animales, que el perro es el mejor amigo del hombre, tanto si se trata de una raza de caza o no. Aunque yo soy de la opinión que todas las razas modernas de perros, llevan genes de cazadores. Pero, ciñéndonos a la pregunta, allí donde se celebre una feria relacionada con el aire libre, las demostraciones de perros adiestrados para algún fin, es un complemento casi obligado, y no digamos cuando se trata de actividades en el campo.

En el mundo rural, la figura del perro, ya sea de caza, de guarda, de guía, o como simple compañía, es un clásico.

Aún así no podemos decir que el perro sea imprescindible, ni tan siquiera en la caza, donde tanto  aporta a su cazador, pero supone un aditamento a la feria que realza su contenido. Máxime si se trata, como en ésta de reunir tradiciones y hábitos propios del mundo rural. De hecho, ya en esta 1ª edición reuniremos, entre los tres días, en torno a los 400 perros, de diferentes razas y modalidades de caza, tanto de trabajo como de belleza. 



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *