La UNAC llevará a los tribunales el convenio firmado entre la Junta de CyL y la Federación de caza regional

8 noviembre, 2017 • Noticias de caza

La UNAC quiere llevar a los tribunales el acuerdo firmado entre la Junta de Castilla y León y la Federación de Caza para el control de poblaciones en cotos públicos.

La Federación de Caza argumenta que se trata de un convenio que facilite y «socialice la caza» mientras que la UNAC lo considera «marginador y vergonzoso».

Redacción | Este lunes publicamos la noticia de que la Unión Nacional de Asociaciones de Caza consideraba «injusto» el acuerdo entre la Junta de Castilla y León y la Federación regional para el control poblacional de especies cinegéticas en terrenos públicos. La condición de este convenio ante la que protesta la UNAC es que para poder participar en estas acciones de caza es necesario estar federado. Algunos gestores locales de caza tildaron el acuerdo «de mangoneo».

El 30 de mayo de 2017 la Junta de Castilla y León firmó un Convenio con la Federación de Caza de Castilla y León con la finalidad de «establecer la colaboración entre las partes en materia de realización de controles poblacionales sobre la fauna silvestre cinegética» en los Cotos Regionales de Caza de la Comunidad castellanoleonesa.

La UNAC entiende que esta medida excluye al resto de cazadores que no poseen la licencia federativa. La Unión argumenta que los Cotos Regionales de Caza se crearon con la finalidad de facilitar el acceso al ejercicio de la caza a todos los cazadores que estuvieran en posesión de la licencia obligatoria de caza. La entidad explica que el control poblacional en estos espacios debiera ofrecerse a asociaciones de cazadores locales.

Por tanto, el acuerdo firmado entre la Junta y la Federación se ha considerado por la UNAC como «poco acertado» y con «favoritismo» hacia los cazadores federados.

El jabalí es una especie de caza que es portadora de tuberculosis

Réplica de la Federación

La Federación de Caza de Castilla y León ha emitido un comunicado de respuesta en el que cuestiona la representatividad «real y social» de la UNAC en el sector de la caza. La Federación —explica la nota— «está oficialmente reconocida como entidad colaboradora de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente» e inscrita como entidad deportiva en el Registro de Entidades Deportivas de la Junta de Castilla y León.

En su escrito, la Federación cuenta que su trayectoria a nivel general se enmarca dentro del propósito de «beneficiar a todos los cazadores», y que el motivo del convenio firmado con la Junta es el de controlar determinadas poblaciones de especies de caza mayor que habitan los espacios de caza de gestión pública de Castilla y León. «Hay que saber cómo se desarrollaban con anterioridad estas cacerías para conocer la realidad de la situación que se pretende denunciar», explican fuentes federativas.

Sistema de caza

Antes del acuerdo, la adjudicación era por sorteo entre las cuadrillas interesadas que gestionaban el desarrollo de la cacería, y que en algunos casos, explica la Federación, se «cedían» a orgánicas de caza. Los precios se marcaban por el adjudicatario. La Federación aclara que la gestión acordada se refiere a Terrenos de Caza Controlada y Cotos Regionales, sin que se incluyan las Reservas Regionales de Caza.

«Confundir, intoxicar, contribuir a la difusión de bulos malintencionados y, lo que es peor, alentar o sugerir comportamientos que cuando menos podemos calificar de incívicos —señala el comunicado—, no es ni ha sido nunca costumbre del colectivo de cazadores y sí parece más el comportamiento que surge actualmente en algunos sectores radicales anticaza».

Ante los tribunales de justicia

La UNAC insiste en calificar el convenio de «vergonzoso», y su presidente ha manifestado: «llegaremos hasta el final». Manuel Alonso Wert afirma que llevarán el acuerdo ante los tribunales porque lo consideran excluyente para determinados cazadores de la región que no quieren federarse para practicar la caza.

El delegado zamorano de la Federación de Caza de Castilla y León José Antonio Prada ha defendido el acuerdo destacando que su finalidad es «socializar la caza» y evitar «un negocio» para algunos organizadores de cacerías.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *