Voces de caza

Elecciones RFEC: entrevista a Vicente Seguí Picó

8 febrero, 2017 • Entrevistas

El 11 de febrero se celebran las elecciones a la presidencia de la Real Federación Española de Caza. Dos candidatos optan a representar a la institución, Ángel López Maraver y Vicente Seguí. CAZAWORLD ha querido recoger de ambos aspirantes sus respuestas a diez preguntas. Como un tiro a tenazón, como un vuelo raudo y veloz, estas diez cuestiones intentan trazar un rápido perfil de los aspirantes. Esta es la entrevista a Vicente Seguí Picó y aquí pueden leer la de Ángel López Maraver.

Soy un abogado alicantino de 47 años, casado y con una hija. Cazador desde los 14 e implicado con la gestión del sector desde 2001 a través de mi trabajo en distintas sociedades y federaciones. Aunque soy presidente de la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana desde noviembre de 2014, sigo manteniendo mi trabajo como director de la entidad gestora del Polígono Industrial Las Atalaya de Alicante, un área empresarial que aglutina a más de 200 empresas. Me apasiona sobre todo la caza menor, aunque de forma ocasional también practico la caza mayor y participo en competiciones de tiro de caza lanzada. Mi principal territorio de caza es el entorno de la localidad alicantina de Planes, de donde procede mi familia paterna, pero también cazo habitualmente en Murcia y Castilla La Mancha.

¿Cómo definiría la caza?

Para mí, la caza es una forma apasionada de vivir la naturaleza. De aprender de ella. De compartirla con mis familiares y amigos. De disfrutar de los instintos de mi perro. De contribuir a cuidarla durante todo el año. De respetarla e impulsar que los demás la respeten.

¿Cómo describiría en una frase su proyecto federativo?

Mi objetivo es recuperar la representatividad de la RFEC y todo lo que representa a base de unidad, de consenso, de diálogo y de transparencia, aplicando criterios profesionales de gestión y con una experiencia ya avalada por los resultados que he alcanzado en los últimos años en Valencia.

¿Cuál sería la primera gran medida que adoptaría si llegase a la presidencia de la RFEC?

Una vez más, y tal y como ya lo he intentado en varias ocasiones, sentar a los representantes de las 18 federaciones autonómicas en la misma mesa y, de una vez, limar las rencillas personales que siempre son superables cuando procede anteponer el interés común de la defensa de la institución y de la caza.

¿Qué le diría a un cazador para que se federase?

Que la unión hace la fuerza. Que se precisa de su compromiso para que una institución fuerte defienda que él y sus hijos puedan seguir practicando esta gran afición.

RFEC, ONC, UNAC, Fundación Artemisan… ¿Son excluyentes o complementarias?

Habría que analizar caso por caso, pero en principio pueden ser complementarias, ya que en cada una de ellas hay representación de diferentes actores del sector cinegético. Además, si queremos defender al sector cinegético de manera eficaz en estos momentos tan complicados, es imprescindible que todas las entidades del sector de la caza trabajen de forma coordinada y con los mismos objetivos, siendo capaces de sumar sus fuerzas cada vez que sea necesario.

La RFEC ¿necesita federados, presupuesto o credibilidad?

Creo que lo primero que necesita es recuperar la credibilidad que ha perdido en los últimos años, donde en la práctica los cazadores se han encontrado desamparados al haber perdido la voz de la entidad más representativa de la caza en España. Y sólo puede haber credibilidad desde la unión de todas las federaciones. Para eso estamos trabajando en una apuesta decidida por el consenso y por el diálogo que nos debe permitir cerrar las heridas que se han abierto. Una vez que recuperemos la credibilidad, lo demás comenzará a llegar por sí solo. Pero ojo, corremos el riesgo de que esa credibilidad no se recupere si vence la candidatura que está incidiendo en todo lo que nos separa en lugar de buscar los puntos de unión que tenemos las federaciones, que son muchos.

¿Tienen sentido los campeonatos de caza en los términos actuales de premiar a quien más mata?

En el aspecto de campeonatos espero reunirme y recabar la opinión de los deportistas y personas que más saben de cada modalidad. En el campeonato de caza menor con perro, considero que hay que valorar al cazador que sabe elegir la pieza a abatir evitando dejar piezas heridas en el campo, debiendo exigirse, en este caso, dedicar el tiempo adecuado para intentar su cobro. En mi opinión, la competición debería asemejarse, en lo posible, a la actividad del cazador en una jornada de caza aunque, repito, serán los expertos los que tendrán mucho que decir en las decisiones que se adopten.

¿Cómo transmitiría a la sociedad en general el valor de la caza y qué medios o sistemas utilizaría?

Tenemos que ser capaces de transmitir a la sociedad que la adecuada gestión cinegética es imprescindible para la adecuada conservación de los ecosistemas, y que sólo desde el esfuerzo conjunto de todos los agentes implicados e el mundo rural podemos garantizar el futuro del campo tal y como lo conocemos hoy en día. Para ello, la RFEC debe estar presente en todos los foros medioambientales y de conservación, porque entendemos que la caza es un elemento clave en este sentido. Asimismo, debemos reforzar la política de comunicación de la RFEC con todas las herramientas a nuestra disposición.

¿Cómo imagina el futuro de la caza mayor y menor en España?

El futuro de las especies depende del hábitat donde se desenvuelven. En este aspecto, la caza menor está sufriendo una regresión en algunas especies como la perdiz roja por el abandono de cultivos de montañas, el abandono de los montes y algunas prácticas agrícolas. Hay que impulsar políticas activas y coordinadas con los demás agentes del ámbito rural para la regeneración del hábitat de esta especie. En cambio, otras especies de menor, como el conejo, representan un problema en muchas zonas por su superpoblación. En este caso, tenemos que luchar para que no se atribuya la responsabilidad del daño a los titulares del acotado que ponen los medios proporcionales para el control poblacional y, aun así, se producen daños. De manera contraria, muchos cotos podrán desaparecer agravando el problema. Lo mismo sucede respecto de algunas especies de caza mayor, como el jabalí, la cabra montés y el corzo, cuyo avance representa también problemas que son paliados por la acción de la caza ante la falta de depredadores naturales. Por otra parte, el aumento poblacional de estas especies ha socializado su práctica dado que muchos cazadores se han pasado a la mayor augurando un buen futuro de esta modalidad.

¿Es la caza un deporte?

Es más que un deporte. Es una pasión con un componente social, deportivo y medioambiental inseparables.

CAZAWORLD

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *