El virus RGDV1 K5 reducirá la población australiana de conejos en un 40%

26 mayo, 2017 • Noticias de caza

El plan nacional australiano de biocontrol del conejo ha “lanzado” un virus de la enfermedad hemorrágica para frenar las poblaciones de conejo. Se denomina RGDV1 K5 y no se trata de una nueva cepa sino de una variante coreana natural del virus de la enfermedad hemorrágica, según informa el Departamento de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Australia Occidental. El virus se ha liberado en más de más de 600 puntos del continente, 134 en el estado occidental, tras probar 38 variantes de RHDV hasta dar con la más mortífera. Se prevé una reducción de las poblaciones de conejo en un 40%.

El virus reducirá la población australiana de conejos en un 40%.

Redacción | Un virus de la enfermedad hemorrágica del conejo ha sido liberado durante la primera semana de marzo en Australia, según informa el Departamento de Agricultura y Alimentación. Conocido como RGDV1 K5, el virus ha sido “lanzado” en más de 600 puntos del continente y forma parte de un plan nacional de biocontrol que se desarrolla por 20 años por el Gobierno australiano.

La RHDV1 K5 es una variante natural coreana del virus de la enfermedad hemorrágica del conejo (RHDV) y su eficacia será mayor, según indican desde el Departamento australiano, si se complementa con «medidas de control convencionales» después de su liberación. Las previsiones cifran en un 40% la reducción de la población australiana de conejos y se espera a su vez que frene el crecimiento de la población.

El Departamento de Agricultura y Alimentación del Estado occidental advierte de la alta capacidad de contagio de este virus, por lo que se recomienda a los dueños de conejos domésticos o mascotas que se asesoren acerca de la vacunación preventiva y apliquen «medidas de bioseguridad» para proteger a sus animales de la infección.

Señalización de los lugares donde se ha liberado el virus.

El Gobierno australiano insta a los agricultores y particulares afectados a que se impliquen en la comunicación de conejos vistos con signos de la enfermedad. Para ello se ha de utilizar la aplicación RabbitScan, que se convierte en un mapa del continente para registrar la presencia y daños producidos por los conejos. Además, durante la liberación del virus se recomendó a los propietarios que realizasen un control simultáneo de predadores como los zorros para evitar que la ausencia de conejos provocase la búsqueda de presas alternativas.

El plan nacional de biocontrol

Australia desarrolla un plan de biocontrol para reducir la población de conejos. Las autoridades informan que los conejos son la «plaga agrícola» más destructiva de Australia, causando pérdidas agrícolas de más de 175 millones de euros anualmente. Las estimaciones del Gobierno afirman que dos conejos pueden convertirse en 200 conejos en sólo dos años, y que en otros dos años podrían llegar a ser 40.000, por lo que dicen que «es vital mantenerse al tanto del problema con nuevas intervenciones y nuevas herramientas».

Una cepa del virus de la enfermedad hemorrágica del conejo (RHDV) se lanzó por primera vez en Australia en 1996 y resultó extremadamente eficaz, destruyendo hasta el 90% de la población de conejos en algunas partes de Australia. Sin embargo, en 2009 un calicivirus benigno nativo, llamado RCV-A1, fue identificado como un factor para que el virus RHDV fuese menos efectivo en climas más fríos y más húmedos.

La liberación de RHDV1 K5 se produce después de más de 5 años de pruebas a través del proyecto Boost del Centro de Investigación Cooperativa de Animales Invasivos (IACRC), que cuenta con importantes recursos financieros proporcionados por el gobierno australiano, gobiernos estatales y organizaciones industriales y no gubernamentales. Después de probar 38 variantes de RHDV, este proyecto señaló que RHDV1 K5 debería funcionar mejor en las regiones húmedas de Australia donde la variante actual no ha tenido tanto éxito.

RHDV1 K5

Después de un periodo de familiarización con el virus y su correcta aplicación, el Gobierno puso a disposición de los usuarios afectados el RHDV1 K5 desde el 27 de febrero. Al ser un producto químico restringido, su venta está disponible para usuarios autorizados  que hayan completado la formación obligatoria ofrecida por el Departamento de Agricultura y Alimentación del Estado Occidental de Australia.

El virus actúan en los conejos entre 24 y 72 horas después de su infección, provocándoles la muerte súbita por disfunción orgánica.

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *