El temporal desluce las batidas de jabalíes en la Reserva de Caza de Saja

30 octubre, 2018 • Caza mayor

Cuadrilla 16 con los jabalíes abatidos / Pedro Álvarez

Ninguna de las ocho cuadrillas que pudieron salir al monte consiguió el lote completo, pese a que desde septiembre se han cobrado unos 250 jabalíes.

Las previsiones, ya desde principio de la semana pasada, no eran nada buenas. El fin de semana entraba por la puerta grande; el primer anticipo del invierno con un cóctel de lo más variado: lluvia, viento y, lo que era más significativo, las primeras nieves de la temporada. Eso hacía que los pronósticos para las dos jornadas de caza en la Reserva del Saja fuesen más que pesimistas. Y los augurios se cumplieron. Tan sólo ocho cuadrillas pudieron salir al monte en busca de jabalíes. Siete de ellas el sábado y tan solo una el domingo. Las otras 20 batidas se aplazaron para celebrarse casi todas entre mañana miércoles y el jueves. Una de ellas, la del lote cabuérnigo de Monte Aá, se trasladó hasta el final de la temporada, allá en los primeros días del mes de febrero de 2019.

Con semejante panorama, las cifras de capturas no podían ser otra cosa que escasas. Los que tuvieron la suerte de ‘patear’ por el monte se bajaron de los distintos lotes con 19 gorrinos, para dejar la cifra -oficiosa- en 251 cjabalíes desde el inicio de la campaña en el mes de septiembre.

Ni una sola de esas ocho cuadrillas se fue de su lote con un pleno. La que más cerca estuvo de conseguirlo fue la cuadrilla número 2 que capitanea Daniel Terán. En el monte de Cieza Sur, en la comarca de Valdeiguña, sus cazadores acertaron con dos de los tres suidos que contempla el cupo.

Las cantidades más altas volvieron a estar en los montes lebaniegos. En Arabedes, los integrantes de la 55 que lidera Domingo Bueno se hicieron con seis de la docena de marranos que se permite cazar. La misma cifra de media docena de cerdos salvajes consiguieron los cazadores de la cuadrilla 61, liderados por Sindulfo Cuesta, en Onquemada. En la única cacería que se pudo celebrar el domingo en toda la Reserva, los componentes de la cuadrilla 52, que comanda José Santos del Hoyo, acertaron con cuatro de los doce animales permitidos en el lote lebaniego de Peña Salvorón.

Además de ser pocas las cuadrillas que pudieron salir al monte, hubo algunas que además tuvieron muy poca o nada de suerte. Del lote cabuérnigo de Mozagro, los cazadores de la cuadrilla 3, que dirige Marcelo Gutiérrez, se bajaron con un solo jabalí de los tres permitidos. Menos afortunados estuvieron los integrantes de las cuadrillas 49 -Carlos Antuñano- y 30 -Víctor Manuel Álvarez- en los lotes campurrianos de Izara Suano y Dueso La Grajera, respectivamente. Ambas cuadrillas se bajaron del monte con un ‘0’. La sensación fue igual o quizá peor para los componentes de la cuadrilla 33, que capitanea Ismael Blanco. También se fueron para casa sin cazar ningún jabalí, pero en Barajo, un lote lebaniego en el que al igual que en toda la comarca, el cupo -doce animales- es el más alto de toda la Reserva.

Marco García Vidart para eldiariomontanes.es

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *