El Setter inglés el perro de caza más solicitado de 2012

2 enero, 2014 • Miscelánea

Sin datos oficiales del 2013, podemos afirmar que el 2012 no ha sido un buen año en la inscripción de perros en el LOE.

El Setter inglés es el perro de caza más inscrito en el LOE en todo 2012, a pesar de una bajada del 11% respecto al 2011,  según los últimos datos publicados por la Real Sociedad Canina de España. Durante el 2012 se inscribieron 3.054 perros de esta raza sumando un total de 17.507 setters inscritos en el acumulado desde 2008. el setter, el perro más inscrito en la LOE en 2012

De entre los 20 primeras razas de caza más inscritas en el LOE en 2012 encontramos al Teckel con 1.562, el Bretón con 1.308, el Perro de Agua Español con 1.166 y el Braco Alemán con 1.065. Todos ellos han registrado una bajada respecto el año anterior de entre el 5-22%. “El auge de la caza de la becada está animando a más cazadores a apostar por el Setter Inglés que ya de por si era un perro muy solicitado” apunta Isabelino Sánchez, criador de Sonella Setter.

Además de encabezar el ranking de perros de caza más inscritos, el setter inglés también cuenta con una buena posición en el ranking genérico de todas las razas donde ha quedado en cuarta posición. Solo el Pastor Alemán, el Yorkshire Terrier y el Chihuahua han superado al Setter Inglés.

A falta de los datos correspondientes a 2013 otro año más se confirma la tendencia que lleva en marcha desde 2008 con una disminución generalizada de inscripciones en todas las razas. Los casos más significativos los encontramos en el Yoskshire Terrier con una disminución del 60% desde 2008 y en el Pastor Alemán con una reducción del 49%.

Los perros de caza, a pesar de haber disminuido también sus inscripciones desde el 2008, tienen una tendencia más estable. Con bajadas del 0,5% el caso del Braco Alemán, del 5% en el caso del Teckel, del 12% en cuanto al Setter Inglés y del 32% para el Epagneul Bretón.

Según la propia Real Academia Canina Española la crisis podría explicar esta tendencia a la baja. Se debe principalmente a una menor compra-venta de cachorros y también a que algunos de los propietarios de cachorros prefieren evitar los costes que suponen la inscripción.

Las primeras estimaciones del 2013 no vaticinan muchas mejores cifras, ya que se mantienen las causas principales de bajada de 2012 y ha sido uno de los años más duros de la crisis en el sector.

¿Veremos una recuperación en 2014?



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *