El Seprona realizó más de 12.400 actuaciones y detuvo a 490 personas en 2016

17 enero, 2017 • Noticias de caza

Más de 12.000 actuaciones realizó el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) durante el 2016 contra el maltrato animal. Entre las operaciones realizadas se encuentran las llevadas a cabo en Asturias y Cantabria contra las peleas de gallos y en la que se detuvo o imputó a 17 personas, y la realizada en la provincia de Huelva por amputaciones de orejas y rabos a perros de caza. Esta última terminó con 32 personas imputadas o detenidas, entre los que se encontraban cazadores y veterinarios.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil realizó en 2016 más de 12.400 actuaciones para luchar contra el maltrato animal, la mayoría perros, aunque también destacan casos en equinos, aves y distintos mamíferos como vacas, ovejas, gallos y también reptiles.

De estas actuaciones se han constatado 783 infracciones penales de maltrato o abandono de animales domésticos, que han supuesto la detención o investigación de 490 personas.

Así, según datos de la Guardia Civil, se han producido 11.729 denuncias relacionadas con el bienestar animal, la falta de idoneidad de los alojamientos, la higiene animal, el transporte inadecuado y los registros documentales y sanitarios.
En este contexto, recuerda que los delitos de maltrato o abandono de animales domésticos tienen estipuladas penas que pueden llegar hasta los 18 meses de prisión en el primer caso y una multa de 6 meses e inhabilitación en el caso de abandono.

Entre las operaciones relevantes, el Seprona destaca la ‘Operación Pugnator’, en Asturias y Cantabria contra las peleas de gallos, que finalizó con más de 200 animales intervenidos y 17 personas detenidas o imputadas. También señala la ‘Operación Ears’, llevada a cabo en la provincia de Huelva contra el maltrato animal por amputaciones de orejas y rabos a perros de caza, que culminó con 32 personas detenidas o imputadas, entre las que se encontraban cazadores y veterinarios.

Además, la ‘Operación Chira’, se realizó en Zaragoza, por maltrato animal, falsedad documental y estafa, que se saldó con 182 perros intervenidos procedentes de Europa del este 46 cadáveres de cachorros recuperados y 5 personas entre detenidas e imputadas. Cercana a esta, la ‘Operación Reinaldus’ tuvo lugar en Huesca y en ella se intervinieron 16 perros criados y entrenados para peleas.

En Guadalajara, la ‘Operación Pakirri’ se realizó en Guadalajara y finalizó con la detención de una persona por el apuñalamiento repetido de una vaca doméstica hasta su muerte. La investigación comenzó a raíz de un vídeo publicado en la red.

En Málaga, la ‘Operación Tribet’ se originó por maltrato animal y diferentes irregularidades en la gestión de los animales llevadas a cabo por una protectora de animales y culminó con la detención o imputación de 17 personas. En Jaén se desarrolló la ‘Operación Picar’, por muertes de caballos para el cobro fraudulento de indemnizaciones.

Asimismo, el Seprona destaca una operación contra las peleas ilegales de gallos en Valencia, cuya investigación se saldó con 28 personas detenidas o investigadas y la recuperación de 59 gallos de pelea, 11 de ellos con heridas graves.

En este contexto, en su resumen de 2016, subraya también la reciente sentencia ‘Parque Animal’, del Juzgado de lo Penal Nº 14 de Málaga por la que se condena, por delitos continuados de maltrato de animales domésticos, a los responsables de un centro de recogida de animales abandonados de Torremolinos.

Tras la investigación del Seprona, se demostró que los mismos se dedicaban al sacrificio indiscriminado de animales por motivaciones económicas, sin control veterinario y a sabiendas del sufrimiento que infligían.

Finalmente, recuerda la campaña ‘Yo sí puedo contarlo’ lanzada en julio por la Dirección General de la Guardia Civil para frenar el maltrato y el abandono de animales domésticos, con el objetivo de concienciar a los ciudadanos en la protección y bienestar de los animales de compañía y denunciar las conductas contrarias de las que tengan conocimiento.

El Seprona recibe numerosas informaciones de los ciudadanos, a través de correo electrónico o llamadas telefónicas, con las que ponen en conocimiento situaciones que afectan a los animales y a otros ámbitos ambientales. Por ello, considera “imprescindible” la necesidad de seguir contando con la colaboración ciudadana para poder solventar con celeridad este tipo de problemática.

Informa lainformacion.com

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *