El Seprona interviene en Zamora una jaula trampa y once sedales durmientes

6 abril, 2017 • Actualidad

La Guardia Civil de Zamora ha intervenido varias artes prohibidas usadas para la pesca y la caza indiscriminada de animales. Se ha procedido a la incautación de una jaula trampa y de once sedales durmientes.

El pasado 28 de marzo, una patrulla del Seprona realizaba servicio por el término municipal de Faramontanos de Tábara en el interior del monte cuando localizó una jaula-trampa. Esta trampa, destinada a la caza no selectiva de animales, estaba lista para su uso y con cebo en su interior: dos conejos comunes muertos.

Por parte de los Agentes de la patrulla del Seprona, se procedió al precinto de la jaula trampa, formulando un acta de inspección, retirándola del lugar donde estaba instalada y quedando en posesión del titular de la finca, a disposición de la autoridad competente.

Estos métodos prohibidos de caza son muy perjudiciales para el medio ambiente ya que no se sabe nunca qué clase animal puede llegar a caer dentro con el perjuicio que se causa al ecosistema, a la caza y a los titulares de los terrenos cinegéticos donde están instaladas.

A su vez, el 30 de marzo, otra patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Comandancia de Zamora mientras realizaba servicio propio de su especialidad, tuvo conocimiento de la posibilidad de que unos pescadores estuvieran usando artes prohibidas para la pesca en el río Duero, en las proximidades del paraje conocido como ‘Los Infiernos’ cerca de la capital zamorana, ya que se había hallado una línea sedal durmiente echada en el cauce del río.

Durante el transcurso de la investigación de este hecho y la posterior vigilancia de las actividades piscícolas a lo largo de la orilla, se observó cómo una persona manipulaba y colocaba otro dispositivo. En el momento de la identificación de esta persona, el individuo portaba en una bolsa otros tres dispositivos similares a los encontrados en el río y, además, del interior de las aguas se extrajeron otros siete dispositivos más.

Todos los sedales durmientes quedaron a disposición de la autoridad competente y, en ambos casos, se procedió a la presentación de las denuncias administrativas tipificadas para cada caso como supuestos autores de infracciones a la ley de caza y pesca, informando al Servicio Territorial de Medio Ambiente.

Informa zamora24horas.com

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *