El SEPRONA de Albacete denuncia a dos personas por captura y tenencia en cautividad de jabalíes y cabras montesas

10 agosto, 2016 • Información de interés

Efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Albacete ha denunciado a dos personas tras descubrir que seis jabalíes, dos cabras monteses machos y otras dos hembras, en cautividad, habían sido capturadas del medio natural mediante el empleo de cepos de fabricación artesanal.

cabras montesas cautividad

Las inspecciones de la Guardia Civil de Alcaraz (Albacete) comenzaron a realizarse en los márgenes del río Povedilla, en uno de los cuales se descubrieron los cadáveres de dos jabalíes y de una cabra montés, según ha informado la Delegación de Gobierno en nota de prensa.

Ante la posible contaminación del agua, los agentes comunicaron el hecho al Ayuntamiento de Povedilla (Albacete), quien alertó a los vecinos del municipio para que se abstuvieran de captar agua del río para consumo humano.

Así, las primeras investigaciones apuntaban a que estos animales salvajes pudieran provenir de una explotación ganadera próxima, por lo que se realizó una inspección en la que descubrieron seis jabalíes, dos machos de cabra montés y otras dos hembras de esta misma especie, mantenidos todos ellos en cautividad sin autorización.

El propietario de la explotación no pudo acreditar la procedencia de ninguno de los animales, que carecían de cualquier control sanitario y alguno de los cuales presentaba síntomas de estar infectados con sarna.

Por otro lado, el veterinario de la propia explotación, presente en la inspección realizada por la Guardia Civil, manifestó el evidente riesgo de contagio existente para las personas y para los animales de producción de la explotación, por lo que tuvieron que ser sacrificados siendo retirados sus cuerpos por una empresa habilitada para tal fin.

cepos

Según pudieron conocer los agentes, uno de los denunciados había estado utilizando cepos de fabricación casera con sistema de propulsión de lazo, capaz de capturar cualquier tipo de animal silvestre.

Estos cepos, que fueron localizados ocultos entre la maleza, habían sido previamente colocados en los senderos por donde transitan los animales y próximos a la única balsa de agua de la que dispone una finca cercada. También se localizaron dos capturaderos para apresar reses y una jaula-trampa para jabalíes.

Los animales salvajes capturados eran depositados en la explotación ganadera, sin ningún control sanitario y con el consiguiente riesgo de contagio de enfermedades a las personas y a los animales de producción.

Especies cinegéticas en cautividad

Para tener este tipo de especies cinegéticas en cautividad es preciso disponer de una autorización del órgano territorial competente en el lugar donde vaya a permanecer el animal; en este caso, de la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Albacete, debiendo asimismo justificarse la procedencia legal.

Por ello, el Seprona ha denunciado a dos vecinos de Povedilla por infracciones a las legislaciones de caza, de conservación de la naturaleza, de sanidad animal y aguas. Estas denuncias fueron remitidas a la Delegación Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Albacete y a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

Informa: eldigitaldealbacete.com

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *