El sector de la caza y las armas exige la «retirada inmediata» del borrador del Reglamento de Armas

4 febrero, 2019 • Noticias de caza

Representantes del sector armero y de la caza durante la rueda de prensa / Cazaworld

Los cuatro representantes del sector han coincidido en la necesidad de realizar nuevas negociaciones y han valorado muy positivamente la cantidad de alegaciones presentadas. 

Redacción | Piden su retirada inmediata. Así de rotundos. Representantes de la Real Federación Española de Caza (RFEC), la Real Federación de Tiro Olímpico (RFEDETO), la Asociación Armera (AA) y la Federación Sectorial Armera (FSA) exigen que el borrador del nuevo Reglamento de Armas sea retirado de manera urgente porque «supone una pérdida de derechos para los usuarios de armas de caza y tiro deportivo», afirman desde la RFEC. El presidente de la federación de los cazadores, Ángel López Maraver, ha ido más allá acusando al Gobierno de Pedro Sánchez de «traición». «Este Gobierno no ha engañado. Y lo digo bien alto y claro», añade.

Las cuatro entidades relacionadas en el sector de las armas de caza y tiro han dejado clara, este lunes en Madrid, su postura de oposición al nuevo Reglamento de Armas que pretende aprobarse y cuyo borrador se encuentra en fase de alegaciones. López Maraver ha destacado la «deslealtad» del Gobierno con el colectivo de cazadores y tiradores, ya que se había acordado con la Intervención  Central de Armas y Explosivos (ICAE) un reglamento «beneficioso para todas las partes». En este sentido, el presidente de la RFEC recuerda que esta, la FSA y la Federación de Tiro Olímpico llevan trabajando con la ICAE desde hace dos años en el borrador de la normativa sobre armas y seguridad.

«El borrador nada tiene que ver con lo que llevamos trabajando. Sentimos que estamos engañados, que estamos traicionados», lamenta Maraver. Debido a que el texto del nuevo Reglamento de Armas «coacciona a las personas a nivel comercial y deportivo», el presidente de la RFEC pide que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se reúna con los sectores afectados para rehacer el borrador porque «atenta gravemente contra los derechos y libertades individuales de más de dos millones de usuarios de armas deportivas».

Nuevas negociaciones

Marta Gómez, representante de la AA, ha acusado también al Gobierno de «saltarse unilateralmente todo lo pactado». Según ha señalado, la Directiva sobre armas de la Unión Europea fue modificada para salvaguardar algunos aspectos de seguridad que estaban «deficientemente regulados». Estas modificaciones, aplicadas a lo que pretende ser el nuevo Reglamento de Armas, implican restricciones que «supondrían un grave perjuicio para los ciudadanos y el cierre de numerosas empresas».

El borrador establece limitaciones «desproporcionadas» a productos inocuos para la seguridad, como es el caso de las armas de airsoft y paintball. Gómez añade que en caso de aprobarse el texto, tal como está redactado, sería «antinscontitucional». Un texto que, afirma la representante de la Asocación Armera, afecta a diferentes sectores «y no satisface a ninguno».

Miguel Francés, de la RFEDETO, ha recalcado el incumplimiento de lo acordado y el hecho de que se «haya cambiado el criterio político sin consensuar con los implicados» mediante una resolución «individual, radical y autoritaria». Francés insiste en la necesidad de reabrir las negociaciones para la redacción del nuevo texto normativo.

Por su parte, el secretario de la FSA, Pedro Morrás, ha avanzado que exigirán  al Ministerio del Interior y a la Dirección general de la Guardia Civil «que el texto sea una mera transposición de la Directiva Europea 2017/853, tal y como se nos prometió públicamente», en referencia a lo señalado por Gómez. «El Gobierno y su Ministerio de Interior han causado un despropósito que además, incumple, el mínimo trato de caballeros porque quedaron en informarnos por escrito y no lo han hecho», explica Morrás.

Alegaciones masivas

Las cuatro entidades del sector de la caza y las armas han coincido en destacar «el enorme éxito» que supone la presentación de alegaciones al borrador de forma «masiva» por parte de cazadores, armeros y tiradores deportivos. También han recalcado la ausencia de las repercusiones sociales y económicas que la aprobación del Reglamento de Armas causaría, y han avanzado que se están teniendo reuniones con grupos políticos para conocer su apoyo hacia la reivindicación del sector armero y de la caza.

Con relación a las cuestiones de seguridad, que son las que principalmente determinan la regulación del nuevo reglamento, López Maraver afirma que los cazadores son «plenamente conscientes de la importancia de la seguridad ciudadana». Ha recordado que es «mínimo» el porcentaje de armas de caza implicadas en delitos y, mucho menor aún, en casos de terrorismo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *